ThyssenKrupp presenta su nuevo ascensor por levitación magnética, sin cables


Así es el primer ascensor sin cables, capaz de moverse en todas direcciones a 5 metros por segundo

A finales de 2014, la compañía alemana ThyssenKrupp anunció el proyecto de su nuevo ascensor por levitación magnética, pero hemos tenido que esperar casi tres años para verlo terminado. Utiliza la misma tecnología que los trenes bala japoneses y viaja entre pisos sin utilizar cables.

El ascensor se llama Multi, y es un proyecto tan importante para ThyssenKrupp que la compañía tuvo que construir toda una nueva instalación experimental para poder probarlo. Se trata de la Torre de luz de ThyssenKrupp en Rottweil, a 100km al sureste de Stuttgart. La torre es una aguja de 232 metros capaz de balancearse para simular las oscilaciones causadas por viento o seísmos en otros rascacielos. Su interior está preparado para soportar la caída de un ascensor de 40 toneladas bajando en caída libre a 257 km/h.

Por fortuna, los visitantes no tienen que pasar por ese simulacro. Un ascensor perfectamente seguro les lleva 26 pisos más arriba a disfrutar de las vistas. La torre de luz de ThyssenKrupp es también el mirador panorámico en 360 grados más alto de Europa.

En el interior de esta torre es donde ha nacido un ascensor diseñado para revolucionar los elevadores tradicionales. En lugar de izarse mediante cables, la cabina de Multi va pegada a un rail vertical mediante levitación magnética como la de los trenes Maglev japoneses o el interior del famoso Hyperloop.

La primera ventaja de usar esta tecnología es que soluciona un problema importante de los ascensores tradicionales, y es que los cables no soportan longitudes superiores a los 500 metros. Esa es la razón por la que en muchos rascacielos que superan esa altura es preciso pasar por varios elevadores para alcanzar el último piso.

Los ascensores Multi no solo pueden subir directamente a cualquier altura. Además, pueden configurarse para viajar en cualquier dirección. Para ello se valen de un sistema de cruces giratorios que envían el ascensor por túneles horizontales o incluso diagonales.

En trayectos rectos, el sistema es capaz de mover cabinas de hasta 1.000 kilos a una velocidad de cinco metros por segundo (18 km por hora) en cualquier dirección.

La gracia del sistema es que se puede usar para comunicar diferentes edificios en un único circuito por el que, además, pueden viajar varias cabinas una detrás de otra como si se tratara de una línea de tranvía, pero vertical. Este detalle y el hecho de que los huecos para albergar los ascensores multi sean mucho más estrechos supone un jugoso ahorro de espacio en cada planta. La plataforma permite llevar un 30% más de pasajeros con un consumo de energía menor.

Los ascensores multi serán el medio de transporte entre plantas y edificios del nuevo complejo East Side Tower Berlin que la empresa constructora OVG ya está edificando en la capital alemana. [vía Wired]

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *