Trump elimina el programa de Michelle Obama para una alimentación sana en las escuelas


La exprimera dama Michelle Obama visitó escuelas para promover el programa de dieta sana para los niños, el deporte y también invitó alumnos a cultivar vegetales en el huerto de la Casa Blanca.

El gobierno de Donald Trump frena el programa de Michelle Obama para comer sano en los colegios
Está por ver si la nueva administración mantendrá la iniciativa que impulsó la exprimera dama para promover la educación de las niñas en el mundo ‘Let’s Girls Learn’. Según CNN, la directora en funciones de los Cuerpos de Paz trasladó a sus empleados que no se usará más ese nombre.

Las frutas y verduras que entraron con más frecuencia en la bandeja de la comida escolar, gracias a la iniciativa de la exprimera dama, Michelle Obama, para promover la comida sana con menos sal, grasas y azúcar para prevenir la obesidad infantil, dejarán de tener un papel protagonista en el menú infantil con las nuevas directrices del gobierno de Donald Trump.

El nuevo secretario de Agricultura, Sonny Perdue, anunció este lunes una reforma que dará a las escuelas estadounidenses “más flexibilidad” a las escuelas sobre las exigencias nutricionales de los menús, alegando que así se evitará que los niños tiren a la basura los alimentos menos apetecibles que se servían en el marco de este programa de salud pública.

Perdue, que juró su cargo la semana pasada, aseguró durante una visita a una escuela católica en Virginia que esta decisión “es el resultado de años de recoger la opinión de los estudiantes, las escuelas y servicios de alimentación sobre los desafíos que enfrentan para cumplir las regulaciones para las comidas escolares”.

“Si los niños no están comiendo la comida y acaba en la basura, no están recibiendo ninguna nutrición, lo que socava la intención del programa”, aseguró Perdue, que estaba acompañado por el senador Pat Roberts y Patricia Montague de la Asociación de Nutrición Escolar.


El secretario de Agricultura, Sonny Perdue, señaló su preocupación por el menú escolar como abuelo de 14 nietos, mientras comía con los alumnos de la Catoctin Elementary School en Leesburg, Virginia.

El programa impulsado por la exprimera dama, requería a las escuelas a adoptar mejores medidas nutricionales para beneficiarse de subvenciones gubernamentales, en el marco de una ley adoptada en 2012, para garantizar la buena alimentación infantil.

La alimentación sana era una de las áreas del programa Let’s move (Movámonos) que lanzó en 2010 Michelle Obama para promover un cambio de hábitos que incorporen la alimentación sana y el ejercicio entre los más jóvenes en EEUU, para evitar la obesidad y el aumento de los casos de diabetes infantil, que han aumentado en los últimos años, con especial incidencia en los hispanos.

Los expertos advierten que la ingesta de comida chatarra y bebidas azucaradas contribuye a desarrollar estas enfermedades Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC), aproximadamente uno de cada seis estadounidenses de entre 2 y 19 años tiene obesidad o sobrepeso.


La iniciativa, considerada crucial en la lucha contra la obesidad infantil, restringía las cantidades de sal y los lácteos azucarados e imponía un aumento de los cereales compuestos en las comidas escolares.

Estaba previsto que el próximo julio esos límites se recortaran a 935; 1,035 y 1,080 miligramos, respectivamente, pero la nueva directriz aplaza ese proceso hasta dentro de tres años; y permite a las escuelas servir leche baja en grasa con sabores añadidos, como chocolate, informa Efe.

Según el departamento de Agricultura, estas exigencias nutricionales costaron 1,200 millones de dólares a los distritos escolares y a los estados en los últimos cinco años.

En el que sería otro golpe al legado de la exprimera dama, según la CNN el gobierno prevé también acabar con el programa Let Girls Learn, una iniciativa global que promueve el acceso a la educación a 62 millones niñas no escolarizadas en el mundo, para evitar la discriminación y prácticas como el matrimonio a edad temprana.

Según la cadena, las autoridades han pedido a los empleados del Cuerpo de Paz estadounidense que dejen de usar el nombre de la iniciativa

En un correo obtenido por la cadena, la directora en funciones del Cuerpo de Paz, Sheila Crowley, indica que “a partir de ahora, no seguiremos usando la marca Let Girls Learn ni mantendremos un programa único” para fomentar la educación de las niñas en el extranjero”. “Todos estamos orgullosos de lo que ha conseguido Let Girls Learn y les agradecemos su éxito”, añadía.

No obstante, en respuesta a la cadena una portavoz del Departamento de Estado Heather Nauert indicó poco después que “no ha habido cambios en el programa”, si bien no especificó si se mantendrá en el futuro como un programa independiente, ni hizo comentarios sobre el memorando o por qué fue enviado.

El Cuerpo de Paz matizó en un comunicado enviado a CNN que para esa agencia “la educación de las niñas sigue siendo una prioridad y los programas de fortalecimiento”.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *