Repasemos algunos de los mejores alimentos del mundo

Algunos de los mejores alimentos del mundo

“No hay amor más sincero que el amor a la comida”, dijo George Bernard Shaw. A juzgar por la cantidad de platillos asombrosos que existen, tenía razón.

Pero ¿cuáles son los más sabrosos? ¿Cuáles son los mejores alimentos?

Recorrimos el planeta y creamos una lista de los que, en nuestra opinión, son los 50 platillos más deliciosos que se hayan creado.

Por ahora puedes deleitar tu pupila y tratar de controlar tu salivación mientras revelamos algunos de los mejores platillos del mundo:

50. PALOMITAS CON MANTEQUILLA, ESTADOS UNIDOS


El maíz, la bestia de carga del mundo industrializado, es mejor cuando fríes su variedad dulce con montones de mantequilla hasta que estalle y luego te lo comes glotonamente a puños mientras ves un programa en Netflix.

49. MASALA DOSA, INDIA

Es una crepa crujiente de masa de arroz que envuelve una mezcla de puré de papas y luego se sumerge en chutney de coco, pepinillos, salsas de jitomate con lentejas y otros condimentos. Es un desayuno fantástico que te mantendrá con energía hasta que vengas por otro en el almuerzo.

48. PAPAS FRITAS, REINO UNIDO

Nadie sabe a ciencia cierta cuándo y en dónde nacieron las papas fritas. La leyenda estadounidense cuenta que las inventaron en Nueva York en 1853, pero la receta más antigua de “papas fritas en rebanadas u hojuelas” que se conoce figura en el exitoso recetario del inglés William Kitchiner, publicado en 1817.

Sea como sea, ahora son uno de los mejores platillos del mundo y de los más adecuados para niños. Piensa que si una sola papita costara, digamos 100 pesos, sería un manjar mucho más cotizado (y más popular) que el caviar, un premio por el que valdría la pena ir a la guerra.

47. PAELLA DE MARISCOS, ESPAÑA

Las olas del mar te acarician los pies, una brisa tibia hace ondear el mantel que cae sobre tus piernas y tienes una paellera humeante ante ti. Camarones, langosta, mejillones y sepias combinadas con arroz blanco y especias, aceite y sal en este platillo valenciano que te pone de inmediato en modo vacacional. Si la estás probando en España, es porque ya estás de vacaciones.

46. SOM TAM, TAILANDIA

Para preparar la ensalada más famosa de Tailandia, muele ajos y chiles en un mortero. Agrega jugo de tamarindo, salsa de pescado, cacahuates, camarones secos, jitomate, jugo de limón, piloncillo, ejotes y un puño de papaya verde rallada. Acompaña con un poco de arroz pegajoso. Hay variaciones con cangrejo (som tam boo) y con salsa de pescado fermentada (som tam plah lah), pero ninguna se compara con el sabor y la belleza sencilla de la original.

45. ARROZ CON POLLO, SINGAPUR

Este platillo, al que suele llamarse “platillo nacional” de Singapur, consiste en pollo al vapor o hervido acompañado de arroz aceitoso fragante y pepinos rebanados. Entre las variantes hay una con pollo rostizado o con pollo en salsa de soya. Sin importar cómo lo preparen, es uno de los mejores platillos de Singapur. Las salsas con las que lo acompañan (salsa de soya oscura premium, chile con ajo y jengibre machacado) le dan un toque especial que garantiza que si no estás en Singapur probándolo, estarás pensando en él.

44. POUTINE, CANADÁ

Papas fritas ahogadas en cuajada de queso y caldillo marrón. Suena un poco desagradable, se ve aún peor, pero llena la boca de una mezcla tersa de queso, salsa y papas fritas que te hará pelear hasta por el último bocado. Nuestros amigos canadienses insisten en que es mejor si lo comes a las 3 de la mañana, después de “varias” cervezas.

43. TACOS, MÉXICO

Una tortilla fresca, hecha a mano, rellena con trozos pequeños de carne a la parrilla marinada con aceite y sal de mar, cubierto con guacamole, salsa, cebollas, cilantro o cualquier cosa que quieras. Son perfectos para el desayuno, para el almuerzo o la cena. Esta es la razón por la que ningún visitante se va de México pesando menos que cuando llegó.
42. PAN TOSTADO CON MANTEQUILLA Y MARMITE, REINO UNIDO

Está bien, cualquier cosa que lleve mantequilla seguramente va a saber delicioso, pero este extracto de levadura penetrante, salado y agrio, al que amas u odias, tiene algo muy particular que transforma una rebanada de pan tostado en una razón para seguir viviendo. Si quieres darle un toque delicioso (o asqueroso) adicional, agrega una capa de mermelada.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *