Los mitos ignorantes que subsisten en México sobre un eclipse

Los mitos más difundidos en México sobre el eclipse solar de 2017
Hay desde las clásicas predicciones sobre el fin del mundo hasta recomendaciones de iniciar la dieta de la luna

El eclipse solar de este 21 de agosto será visible de forma total desde Estados Unidos, y de forma parcial en México y Centroamérica, así como en algunos países de Sudamérica y Europa. Se trata de uno de los eventos astronómicos más impresionantes que existen, por eso no es raro que generen expectación, incertidumbre y muchos mitos que hoy son la materia prima para que se difunda información falsa.

El temor a los cataclismos y otros hechos de mal agüero provocados por un eclipse de sol no son cosa reciente. Un estudio del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM sugiere que civilizaciones como la maya creían que el movimiento de los astros tienen injerencia directa en la vida de los humanos.

Y sí que la tienen, pero no en la magnitud apocalíptica que en los últimos días se ha difundido en varias publicaciones en redes sociales. Alenka Negrete, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM, explica a Verne que la visibilidad del fenómeno será de 50% para los estados mexicanos del norte y 25% para el resto, lo que determina su impacto. “Realmente no podremos ver cambios significativos, pero sí hay muchos mitos en torno a ello”, comenta vía telefónica.

De acuerdo con la NASA, el efecto de una onda gravitacional durante el eclipse hará que las personas sean 0,7 kilogramos más ligeros, efecto que se desvanecerá en cuanto los cuerpos celestes retomen su posición. Pero una publicación en Facebook compartida más de 2.300 veces en los primeros tres días ha ido mucho más allá: “Además de ser un espectáculo incomparable, este eclipse es una oportunidad para bajar hasta tres kilos en 24 horas”, dice el texto referido.

Negrete explica que al estar lejos del efecto de marea que ejerce la luna, dicho impacto será mucho menor. “Hay que aclararlo: para una persona en México de unos 80 kilogramos el efecto será de uno o cinco gramos menos en algunos minutos”, dice la especialista. Además, no hay ninguna consecuencia en el metabolismo al ser un suceso que dura unos instantes.

Por otro lado, una publicación compartida más de 7.800 veces en las primeras 24 horas de su publicación advierte de los peligros para las mujeres embarazadas de mirar el espectáculo astronómico e incluso da una alerta sobre la vestimenta. “Se recomienda también a todas las embarazadas que no utilicen ropa negra, tampoco ropa en tonalidades azules ni magentas, ya que estos colores funcionan contrario al color rojo, aumentando los rayos UV”, dice la publicación.


Al igual que la NASA, Negrete precisa que no hay evidencia científica de que haya afectación ni en fetos ni en plantas u otros organismos vivos en el largo plazo. “Este es un evento que sucede dos o tres veces cada año, pero sucede en zonas donde no hay tantas personas. Por eso el hecho de que sea visible en un lugar tan poblado genera esta expectativa masiva”, señala.

La falsa creencia de que con el eclipse viene el fin del mundo también se ha visto reforzada. Varias publicaciones y comentarios en Facebook y Twitter señalan que el 21 de agosto iniciaría el proceso que terminaría con la Tierra. Otras señalan que un asteroide o planeta podría estrellarse contra nosotros. “Tiene que ver con interpretaciones antiguas que no son ciertas, al ser un fenómeno tan visible e impresionante”, dice Negrete.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *