Las enfermedades que se curan bebiendo cerveza


Prevenir el Alzheimer

Agarrate, porque hemos pasado de ver a la cerveza como un agente del mal a hablar de ella como si fuera un elixir de Dioses. Si bien es verdad que no es ni una cosa ni la otra, es cierto que sus componentes ayudan a prevenir y curar enfermedades. Una de ellas, el Alzheimer. Sí, has leído bien. Así lo corrobora una investigación de la Universidad de Loyola, en Estados Unidos, que analizó 34 estudios relacionados con el consumo de cerveza y llegó a la conclusión de que su consumo moderado hace que una persona sea un 23% menos propensa a padecer enfermedades neurológicas como el Alzheimer.

El colesterol y el sistema inmune

Las cervezas, y sobre todo las negras, contienen alrededor de un gramo de fibra soluble, lo que es perfecto para reducir los niveles del colesterol malo en el organismo. También endurece nuestro sistema inmune, que se hace más resistente contra las infecciones. Todo esto no lo decimos nosotros, está confirmado por la prestigiosa revista especializada en nutrición llamada Annals of Nutrition and Metabolism. Por otro lado, destacar que una investigación de la Universidad Kings College de Londres, concluyó que la cerveza puede beneficiar la salud de los huesos y la de los tejidos conectivos por el silicio que contiene.

Enfermedades cardiovasculares

Otro apunte que destacaba la revista Annals of Nutrition and Metabolism es que la cerveza sirve para prevenir enfermedades cardiovasculares, algo que también concluye un estudio realizado en Holanda que fue publicado en The Lancet. En este estudio se demostró que la cerveza tiene un 30% de vitamina B6, por lo que quienes la beben, tienen más de esta vitamina en el organismo. La B6 es la que se encarga de eliminar la sustancia homocisteína cuando está en exceso en el cuerpo, lo que previene el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

La cerveza y el insomnio

Estudios llevados a cabo por la Universidad de Extremadura, en España, han determinado que la cerveza es ideal como tratamiento del insomnio y los trastornos del sueño. Esto es así por el lúpulo de la cerveza, que aumenta la actividad de neurotransmisores GABA, lo que genera una sustancia que provoca un efecto sedante en el sujeto, reduciendo la actividad del sistema nervioso, facilitando la tendencia del cuerpo a entrar en un estado somnoliento.http://social.excite.es/var/excite/storage/images/excite-espana/hogar/gastronomia/7-enfermedades-que-se-curan-bebiendo-

Previene cálculos renales

Una investigación realizada en Finlandia concluyó que la cerveza puede reducir hasta en un 40% el riesgo de sufrir cálculos renales. En este punto, merece la pena pararse para recordar que debe ser el consumo moderado de cerveza. Además, si ya se padecen cálculos renales, tomar cerveza en grandes cantidades agrava el problema. La cantidad máxima recomendada de cerveza por día es de una lata para una mujer y dos para el hombre.


Neumonía

Un estudio realizado en Japón, publicado en la revista médica de Morfología Molecular, comprobó que el lúpulo que contiene la cerveza posee propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y es capaz de inhibir la propagación de virus respiratorios, lo que ayuda a prevenir males como la neumonía.

La cerveza y la obesidad

En un experimento en el que participaron 1250 personas que fue llevado a cabo por la doctora Rosa Lamuela, se determinó que una cerveza engorda mucho menos que una taza de café con leche entera. El estudio reveló que lo que realmente engorda son los aperitivos grasos que comemos para acompañarla.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *