La nueva ley de salud dejará sin seguro médico a 20 millones de personas


El Senado de EEUU desvela su plan para privar de asistencia sanitaria a 20 millones de personas
Los republicanos siguen el mismo procedimiento que llevaron a cabo los demócratas en 2010 para alumbrar el ‘Obamacare’
La Cámara de Representantes aprueba la reforma que sustituye al Obamacare

El documento más secreto de Estados Unidos -con la posible excepción de la fórmula de la Coca-Cola y del algoritmo de Google- ha salido a la luz: el plan de los republicanos del Senado para dejar sin seguro médico a alrededor de 20 millones de personas en los próximos cinco años.

Durante semanas, 13 senadores de ese partido lo han negociado en el más estricto secreto. El miércoles, entregaron el borrador a quienes de verdad importan: las aseguradoras sanitarias, las empresas farmacéuticas, y las asociaciones de médicos.Una vez logrado el visto bueno de tan críticos elementos en toda democracia, lo han hecho público hoy. Es un proceso que ya fue ensayado con éxito en 2010 por los demócratas para alumbrar el ‘Obamacare’, es decir, la reforma sanitaria de Obama que expandió la cobertura sanitaria a al menos 22 millones de personas, según datos de la Oficina Presupuestaria del Congreso de ese país (CBO, según sus siglas en inglés).

Según la CBO, el plan de la Cámara de Representantes dejará sin asistencia sanitaria a 23 millones de personas en los próximos 10 años. Por ahora, ese organismo no ha emitido su dictamen sobre la propuesta del Senado – algo lógico, dado que ésta era secreta – pero, dado que es similar a la de aprobada en mayo, cabe esperar que sus efectos sean similares. La cuestión, ahora, es que el proyecto salga adelante.

El presidente del Senado, el republicano Mitch McConnell, ha esperado tanto y ha actuado en secreto porque quiere que no haya debate sobre la ley. Quedan 8 días de sesiones hasta que el Senado se vaya de vacaciones, y en ese tiempo va a ser imposible un debate coherente de un proyecto que es bastante impopular entre los estadounidenses -incluso entre los que votaron a Trump- y que podría incluso ser torpedeado por algunos senadores republicanos, debido a sus drásticos recortes en gasto y, sobre todo, a su práctica eliminación de la posibilidad de que las personas de ingresos bajos puedan tener abortos.El proyecto del Senado difiere en varios aspectos del aprobado por la Cámara de Representantes hace un mes y medio.

Pero sus líneas básicas son las mismas:1)Termina con las multas a quienes no tengan un seguro médico.2)Endurece los requisitos para quedar bajo la cobertura del ‘Medicaid’, el programa público-privado de asistencia a las personas de nivel de ingresos más bajos. El programa cubre a 70 millones de personas, de los que 4 millones se han beneficiado debido a la expansión del mismo bajo ‘Obamacare’.

La reducción del Medicare, sin embargo, no empezará hasta 2020, o sea, el año de las próximas elecciones presidenciales. Una ronda adicional de recortes vendrá en 2025.3)Reduce el impuesto extra del 3,8% en las inversiones financieras a los contribuyentes más ricos con los que financiar esa expansión de la cobertura, elimina un gravamen a los salones de rayos UVA, otro a los fabricantes de equipos médicos, y un tercero a las aseguradoras.

También elimina otro impuesto a los más ricos con el objeto de financiar Medicare, el programa público-privado de asistencia sanitaria para la tercera edad.4) Reduce los subsidios a los contribuyentes de ingresos más bajos para contratar seguros, y también los requisitos de cobertura médica mínima que deben proveer los seguros. Pero los mantiene para este año y el que viene, con lo que los votantes no notarán nada en las elecciones legislativas de 2018.5)Elimina las subvenciones a Planned Parenthood, la principal organización que realiza abortos en EEUU, durante al menos un año.


Obamacare alivió a millones de personas los problemas de salud.
Eso implica que las personas con ingresos bajos no podrán tener abortos subvencionados -incluso con subsidios, un aborto para una persona que vive poco por encima del límite oficial de la pobreza en la ciudad de Washington sale por 400 dólares (359 euros)-.6)Establece un sistema de desgravaciones en el IRPF para las personas que contraten un seguro de salud. El proyecto de ley de la Cámara establecía esas desgravaciones en función de la edad de los contribuyentes, de modo que favorecía a los ancianos; el del Senado lo hace basándose en la renta disponible de las personas, lo que implica mover el fiel de la balanza hacia los individuos de ingreso más bajos.7)Permite a los estados de EEUU autorizar a las aseguradoras a aplicar la teorías de las “enfermedades preexistentes” a la hora de fijar las cuotas que cobran a los asegurados. Ésa es una tesis muy controvertida.

Por ejemplo, las aseguradoras han llegado a exigir a los clientes que quieren contratar pólizas que demuestren que en los 18 meses anteriores a la firma el seguro no han tenido asma, hipertensión, glucosa y/o colesterol elevados, cáncer, o problemas cardíacos. La respuesta negativa a una de estas cuestiones puede disparar el precio del seguro o, directamente, hacer que la aseguradora rechace al cliente.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *