El origen erróneo de algunas comidas populares

6 comidas que no son de donde crees

Orígenes cruzados

Ahora que está de moda el concepto de apropiación cultural, que se aplica con bastante poco criterio, es un buen momento para preguntarnos de dónde vienen algunas de las comidas más populares del mundo. Algunos alimentos no se esconden y declaran su procedencia en su nombre, como las salchichas de Frankfurt, que seguramente son de Frankfurt o las hamburguesas, que deben de haberse originado en la libre y hanseática ciudad de Hamburgo. Si nos fijáramos solo en el nombre, todas las ranas serían de Croacia. El caso es que algunos alimentos se han vuelto tan populares en algún país (o sea, en Estados Unidos) que hemos llegado a creer que ese es su origen, pero no, no siempre es así. Quizá las hamburguesas y los perritos calientes parezcan norteamericanos, pero ya sabemos que no lo son. Y también es bastante conocido el hecho de que la pasta italiana se originó en China, pero algunas otras comidas nos tienen todavía engañados. No es que importe mucho, porque nos las comeremos igual, pero siempre es interesante saber la verdad.

Las galletas chinas de la suerte

Esas galletitas con mensajes intrigantes en su interior que sirven en los restaurantes chinos son, en realidad, japonesas. En Japón son bastante habituales desde hace décadas, mientras que en China han empezado a introducirse muy recientemente.

Los churros (y los merinos)

En la península nadie tiene dudas de que los churros son autóctonos, tanto como la raza de ovejas con la que comparten el nombre, pero en Estados Unidos creen que los churros son mejicanos. Alguien se lo tiene que explicar.

La tarta de manzana

Estados Unidos es un país formado casi en su totalidad por inmigrantes de todos los países, así qe es normal que hayan heredado diferentes tradiciones culinarias y las hayan llegado a sentir como propias con el paso de los siglos. Pero la famosa tarta de manzana no es americana en origen, sino que la trajeron los inmigrantes británicos.

La pasta con albóndigas

Pues no, esta receta no es italiana. Mejor dicho, solo a medias. El origen está en los inmigrantes italianos que llegaban a Estados Unidos que se encontraron carne más barata que en Italia y la incorporaron a la pasta.

El croissant

Por muy francés que parezca, el origen del croissant es austriaco. Se empezaron a elaborar en Viena en el siglo XVII, en forma de media luna para celebrar la victoria contra el imperio otomano.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *