El diagnóstico errado del asma

Tu médico te ha dicho que sufres de asma. Pero hay una nueva cuestión que se debe considerar: ¿seguro que realmente es asma?

Hay una buena razón para que puedas dudar de este diagnóstico: un reciente estudio publicado en el Journal of the American Medical Association encontró que el 33 por ciento de los adultos diagnosticados con asma no tienen asma activo.

Los investigadores examinaron a 613 participantes que habían sido diagnosticados con asma en los últimos cinco años. Después de realizar una serie de detalladas pruebas respiratorias a los participantes -y hacer que se consultaran con especialistas pulmonares- los investigadores pudieron descartar el asma en 1 de cada 3 de esos casos diagnosticados.

Algunas personas tenían condiciones menores como alergias o la acidez, las cuales pueden causar problemas de respiración que imitan el asma. Por otro lado, ​​el otro 2 por ciento tenía condiciones graves como la hipertensión pulmonar o diferentes enfermedades cardíacas. Además, casi el 30 por ciento no tenía nada malo en absoluto, como señalaron los investigadores.

Artículo relacionado: ¿Necesita tu médico un chequeo?

Al revisar el diagnóstico original de asma de aquellos que no tenían la enfermedad, los investigadores encontraron que sus médicos no habían pedido una prueba de flujo de aire llamada espirometría (evalúa cuánto se inhala y exhala) en el 49 por ciento de los casos. Lo que es un problema, ya que esta prueba es requeridas por las guías médicas para hacer un correcto diagnóstico de asma.

Como resultado del estudio, el 90 por ciento de los que tenían un diagnóstico incorrecto detuvieron el tratamiento farmacológico, que no sólo era innecesario, sino que además podía ser contraproducente.

Como con cualquier medicamento, seguro que no quieres tomarlos si no es estrictamente necesario. No sólo hay un coste involucrado, como comentábamos pueden causar efectos secundarios, nos recuerda el doctor Shawn Arron del Hospital de Ottawa y autor principal del estudio.

Por otro lado, bien pudieras estar “curando” el asma que no tienes, mientras que la dolencia real tiene tiempo a desarrollarse con peores consecuencias para ti. Así que ya sabes, antes de aceptar que tienes asma asegúrate de que tu médico ha realizado todas las pruebas pertinentes!

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *