Sitios tenebrosos en América Latina

Los sitios embrujados de Latinoamérica que te pondrán los pelos de punta.

El debate de si existen o no los fantasmas probablemente nunca se resolverá. Algunos aseguran que sí existen y que es un tema muy delicado de tratar, mientras otros piensan que son puros inventos. Pero los que más pueden dar fe de que sí hay una comunicación entre seres del más allá y nosotros, son los que han vivido esas experiencias paranormales que llenan a cualquiera de terror.

Muchas de estas experiencias vienen de lugares que han tenido una historia bastante particular y que, a través de los años, han recibido el respeto de la gente de la localidad quienes son los que verdaderamente conocen lo que hay detrás de todas aquellas leyendas. Aquí podrás conocer 10 de estos sitios embrujados a los que sólo los más valientes se atreven a visitar (otros preferimos conocerlos desde nuestra computadora, a salvos en nuestros hogares).

1. Sanatorio Durán – Costa Rica

Un hospital creado en 1918 para tratar pacientes con tuberculosis. Cerró en 1973 luego de que la erupción del volcán Irazú dejara al país en crisis.

El ahora abandonado hospital se encuentra embrujado de espíritus de pacientes fallecidos, y una monja que pasea por los pasillos. Según Santiago Leitón, el administrador que vive allí, en las noches se escuchan gritos, golpes en las paredes Muchos extranjeros pagan por pasear por esos pasillos. ¿Te atreverías?

2. El Hotel Salto – Colombia

Este hotel abrió sus puertas en 1924 y se encuentra ubicado en frente a El Salto de Tequendema, una cascada de unos 157 metros de altura en Bogotá. En esta cascada se suicidaba mucha gente y luego de que el Hotel cerrara en 1990, cuenta la leyenda que los espíritus de los fantasmas son ahora quienes habitan allí.

3. La Casa de la Tía Toña – México

En esta casa abandonada en el Bosque de Chapultepec vivía una mujer viuda llamada Antonia que no tenía hijos ni compañía alguna.

Para no quedarse sola, decidió recoger a niños pobres y darles techo y comida. Pero los niños eran muy rebeldes y un día quisieron robar las grandes cantidades de dinero que le había dejado su esposo. La señora se despertó por los ruidos y encontró a los niños en pleno acto de robo. Ellos, por temor, comenzaron a golpearla hasta la muerte y huyeron. Muchos dicen que ahí queda su espíritu, protegiendo la casa con ruidos y gritos ante cualquiera que se atreva
a entrar.
4. Iglesia de Santa Felicitas – Argentina

Esta capilla fue construida en nombre de Felicitas Guerrero tras su trágica muerte. A los 16 años se había casado con Martín de Alzaga pero enviudó a los 24. Más adelante uno de sus nuevos pretendientes la asesinó a tiros por inclinar sus sentimientos a favor de otro hombre. Desde entonces, el fantasma de Felicita se aparece en la iglesia llorando por su corazón roto porque la maldición del pretendiente no la deja descansar en paz.

5. Isla Gorgona – Colombia

Antes de ser un Parque Nacional, fue una cárcel desde 1960 hasta 1984. Eran los reclusos más peligrosos de Colombia y estaban rodeados de serpientes venenosas. El lugar fue construido con base en los campos de concentración nazis, y los hacían dormir sobre tablas. Entrar a esa cárcel era prácticamente una sentencia de muerte.. por enfermedades, envenenamientos o asesinatos. Dicen que aún se pueden escuchar los gritos de los reclusos de hace más de 20 años.

6. Isla de las Muñecas – México

Cabezas de bebés de plástico colgando de ramas y casas.. fue obra de Julián Santana quien comenzó a recoger muñecas luego de que una joven se ahogara en un canal cerca de donde vivía. Decía que podía escuchar la voz y los pasos de la niña, y utilizaba a las muñecas para “espantar a los espantos”. Don Julián murió de un infarto y se cayó al canal.. pero aún quedan las muñecas colgadas y el espíritu de la joven rondando por la isla.

7. El Palacio Echevarría – Santiago de Chile

La dueña de la casa junto a unas hermanas se reunían en este palacio para contactar espíritus del más allá y ellos se manifestaban moviendo los muebles de la casa. En 1933 la hija de Inés Echevarría – la dueña – fue asesinada en el palacio por su marido y desde ese momento no han dejado de ocurrir actividades paranormales. Muchos dicen que han
visto una niña asomada a la ventana y ven objetos moverse de manera muy extraña.

8. Gran Hotel Viena – Argentina

Un hotel vinculado con el nazismo, construido en los años 40′ por una familia alemana, es el lugar en donde se ha registrado más actividad paranormal en toda Latinoamérica. La familia abandonó el Hotel con apenas dos años de haberlo construido, y nadie sabe la razón. A partir de allí comenzaron los sucesos paranormales. Dicen que en la habitación 106 aún queda el espíritu del jefe de seguridad del hotel que murió un tiempo después que abandonaran el hotel.

9. Palacio de Lecumburri

Conocido también como el Palacio Negro, fue una cárcel entre 1900 y 1976 en donde había mucha violencia entre los reclusos y las autoridades. Cerró debido a ello y a la corrupción pero desde entonces se han contado muchos relatos de almas que aún deambulan por ahí; como el fantasma del archivista, la sombra de un hombre cansado con archivos en las manos o el prisionero ahorcado que se suicidó con sus sábanas luego de que lo metieran preso por un crimen que, según él, no cometió. Su imagen aparece en el lugar de su celda.

10. Hospital Eugenio Espejo – Ecuador

Por los pasillos de este hospital, anda la ‘niña del ascensor’ que murió trágicamente. La puedes ver de madrugada buscando a sus padres. Te preguntará “¿dónde está este piso?” y cuando volteas por un segundo, la niña desaparecerá.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *