Películas favoritas para Oscar que no ganaron

Diez películas favoritas para los Oscar que se dieron un buen batacazo
Martin Scorsese, Steven Spielberg, Ridley Scott o los hermanos Coen han visto cómo sus films fracasaban en la gala durante la última década

‘Carol’ (2015)
La historia de amor clandestina entre dos mujeres, filmada con absoluta maestría por Todd Haynes y basada en un relato de Patricia Highsmith, optaba a seis premios en los Oscar. Sus protagonistas, Cate Blanchett y Rooney Mara, partían como favoritas en las categorías de mejor actriz principal y mejor actriz secundaria, pero al final las ganadoras fueron, respectivamente, Brien Larson (‘La habitación) y Alicia Vikander (‘La chica danesa’). Este magistral melodrama también se fue de vacío de los BAFTA británicos y de los Globos de Oro.


‘127 horas’ (2010)
La historia real del aventurero Aron Ralston, obligado a amputarse un brazo para salvar su vida, llevada a la pantalla por Danny Boyle (‘Trainspotting’) fue una de las grandes éxitos de taquilla en 2010. A los Oscar llegaba con seis candidatura, entre ellas la de mejor película, premio que se llevó, casi por sorpresa, ‘El discurso del rey’. James Franco sí partía como favorito en la categoría de mejor actor principal por su ‘tour de force’ interpretativo (llevaba el peso del film en solitario), pero el premio fue a caer en las manos de Colin Firth, precisamente el rey de la película ganadora. Ese mismo año, Javier Bardem estuvo entre los cinco finalistas por su papel en ‘Biutiful’.

‘El lobo de Wall Street’ (2013)
La relación de Martin Scorsese con los Oscar de Hollywood es, por lo menos, distante. Sus películas siempre se encuentran entre las finalistas, pero solo tiene el Oscar por ‘Infiltrados’ (2007). Con ‘El lobo de Wall Street’ llegó a la recta final de los premios con cinco candidaturas, entre las que, curiosamente, no se encontraba la de mejor película. Leonardo DiCaprio sí que figuraba entre los candidatos y era favorito para llevarse el premio a la mejor interpretación, pero el premio se lo llevó (justamente) Matthew McConaughey por ‘Dallas Buyers Club’. DiCaprio se sacó la espinita solo un par de años después, cuando logró la estatuilla por ‘El renacido’, de Alejandro González Iñárritu.


‘Lion’ (2016)
‘Lion’, basada en una historia real, es un film en la misma línea melodrámatica y ‘buenista’ de ‘Slumdog Millionaire’ (2008), película con la que Danny Boyle sí que obtuvo la estatuilla y que también estaba protagonizada por Dev Patel. Pero, en este caso, el premio fue para la más dura ‘Moonlight’, tras la ceremonia de la confusión que se produjo entre Fanye Dunaway y Warren Beatty, encargados de anunciar el premio, que se lo concedieron en primer lugar a ‘La La Land’. Nicole Kidman estuvo nominada a la mejor actriz de reparto por ‘Lion’ pero la ganadora fue Viola Davis por ‘Fences’. En el caso de Dev Patel, el premio se lo arrebató Mahershala Ali por ‘Moonlight’.

‘La gran estafa americana’ (2013)
Es uno de los ejemplos más claros de ‘batacazo’ en una ceremonia de los Oscar. La película, que contaba con diez nominaciones, se encontraba entre las favoritas de la crítica estadounidense y no se llevó ni un solo premio. Los académicos prefirieron reconocer (con bastante justicia) ’12 años de esclavitud’, del británico Steve McQueen. Cate Blanchett, mejor actriz principal ese año por ‘Blue Jasmine’, y Lupita Nyong’o, mejor actriz de reparto por ’12 años de esclavitud’, dejaron sin premio a Amy Adams y Jennifer Lawrence, que estaban nominadas por ‘La gran estafa americana’.

‘Moneyball: rompiendo las reglas’ (2011)
Con seis nominaciones se presentaba a la ceremonia de entrega este intenso drama deportivo escrito por Aaron Sorkin (‘El ala oeste de la Casa Blanca’ y ‘The Newsroom’) y protagonizado por Brad Pitt y Jonah Hill, ambos inmensos en sus papeles. Sin embargo, la película se fue con su casillero de estatuillas ganadas a cero. Fue el año de ‘The Artist’, que goleó en este partido con su homenaje, bastante sobrevalorado todo hay que decirlo, al cine mudo de Hollywood. Jean Dujardin, su protagonista, dejó a Pitt sin la posibilidad de llevarse a casa la estatuilla como mejor actor principal.


‘Marte’ (2015)
Con siete nominaciones a los Oscar llegaba esta film de ciencia-ficción, incluidas las de mejor película, mejor actor principal (Matt Damon) y mejor guion adaptado para Drew Goodard (‘La cabina en el bosque’). El resto de las candidaturas eran en parcelas técnicas, donde la película brillaba especialmente. Pero ni siquiera estas categorías impidieron que el largometraje se fuera de vacío. En esos Oscar, que se entregaron en 2016, la gran triunfadora, contra todo pronóstico, fue ‘Spotlight’. Mientras que el premio al mejor director fue, de una manera algo incomprensible, para Alejandro González Iñárritu en lugar de Tom McCarthy, responsable de la brillante cinta ganadora sobre el mundo de la investigación periodística.

‘Valor de ley’ (2010)
Otra de las películas récord de la última década en cuanto a salir mal parada de la gala de entrega de los Oscar. Joel y Ethan Coen sumaban diez candidaturas a los Oscar por ‘Valor de ley’, la adaptación de la novela de Charles Portis que ya había llevado al cine Henry Hathaway en 1969, en una película protagonizada por John Wayne. Y no consiguieron ningún premio. Ese año, en la categoría de mejor dirección, los hermanos competían con Darren Aronofsky, David Fincher y David O. Russell. Es decir, lo mejor del nuevo cine americano. Sin embargo, el premio se lo llevó Tom Hopper. Cosas de la Academia que son difíciles de entender.

George Clooney, Vera Farmiga y Anna Kendrick, los tres protagonistas de ‘Up in the Air’, eran candidatos en la entrega de los Oscar que tuvo lugar en 2010. Ninguno de ellos consiguió el premio -George Clooney lo perdió ante el inmenso Jeff Bridges de ‘Crazy Heart’- y la película, que contaba con seis nominaciones, no sumó ninguna estatuilla. En esa ceremonia la gran triunfadora fue Kathryn Bigelow, por su película bélica ‘En tierra hostil’ (mejor film y mejor dirección). Penélope Cruz estuvo nominada al premio a la mejor interpretación de reparto, que finalmente se llevó Mo’nique por ‘Precious’.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *