Muere a los 106 años la novia de Drácula, Lupita Tovar

Lupita Tovar, en el ‘Drácula’ en español de 1931.

La actriz mexicana, fallecida a los 106 años, participó en la versión en español de la primera película del vampiro, que se filmó a la vez que la de Bela Lugosi.

Antes de Salma Hayek, Kate del Castillo o Paulina Rubio, estuvo Lupita Tovar, La mexicana conquistó el corazón no solo de la audiencia internacional sino también del conde Drácula. Hoy la sirena mexicana, abuela de los guionistas y directores Chris y Paul Weitz, ha fallecido a los 106 años. Su sobrina, la también actriz Lucy Tovar, confirmó en Facebook su muerte en su casa de Los Ángeles.

Tovar saltó a la fama en 1931 cuando protagonizó la versión en español de Drácula, película rodada simultáneamente y utilizando los mismos decorados que el legendario Drácula que protagonizó Bela Lugosi en inglés. Casi una total desconocida para el público estadounidense, su carrera en Hollywood se vio prolongada por la de su familia. Casada con el productor Paul Kohner, Tovar es la madre de Susan Kohner, actriz candidata al Oscar por su trabajo en Imitación a la vida (1959). Sus nietos, los hermanos Weitz, también consiguieron la nominación a la estatuilla de Hollywood como guionistas de Un niño grande (2002).

La actriz nació el 27 de julio de 1910 en la localidad de Matías Romero, al sur de México, de padre mexicano y madre irlandesa. Aunque su progenitor no quería que fuera intérprete, dejó que aceptara la oferta del director y productor de Hollywood Robert J. Flaherty tras recibir una carta del Consulado mexicano en Los Ángeles donde subrayaban que la presencia de esta joven en Estados Unidos sería la mejor representación de su país.

Lupita Tovar trabajó en numerosas películas del cine mudo y de los comienzos del sonoro, entre ellas The Veiled Woman (1929) junto a Lugosi. Mientras que en la época del cine mudo los estudios solo necesitaban cambiar los carteles con texto para distribuir sus filmes en otros países, la entrada del sonoro generó nuevas formas de filmar cine para llegar al público internacional. Por eso productores como Kohner decidieron hacer uso de los mismos decorados y vestuarios para rodar el mismo filme con otros actores en otro idioma.

Tovar acabó interpretando el papel de Eva Steward, la hija del dueño de un manicomio, de la que se enamoró un Drácula que en la versión en español interpretó Carlos Vilar. Aprovechando que el rodaje en inglés no trabajaba por la noche, el equipo en español filmaba a altas horas de la madrugada, algo de lo que Tovar siempre se quejó. “Me daba miedo el decorado. Era oscuro y tenebroso. Cenábamos a medianoche y abandonábamos el rodaje a primera hora de la mañana cuando regresaba el equipo estadounidense”, recordó a Michael G. Ankerich en el libro The Sound of Silence.

Tras su boda en 1932 con Kohner, también agente de estrellas como Greta Garbo, John Huston, Lana Turner, Ingmar Bergman, Yul Brynner, David Niven, Billy Wilder y Charles Bronson, Tovar prefirió la vida de familia y dejó su carrera como actriz. Su hijo, Pancho Kohner, también siguió los pasos de la familia como guionista, director y productor. En 2001 Tovar recibió un premio a toda su carrera de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de México.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *