Los libros que prefieren algunos presidentes de gobierno

Los libros que prefieren algunos presidentes de gobierno

No solo de leer informes técnicos vive el político. Cuando los focos se apagan los jefes de Estado y de Gobierno buscan refugio en la literatura. Aunque investigando un poco es fácil comprobar que no todos los presidentes consumen libros en la misma cantidad, ni responden al mismo perfil de lector.

“Es una novela policiaca. Es interesante. Relaja, descansa mucho y es muy bonita”. Esa es la crítica literaria que en una entrevista radiofónica hizo Mariano Rajoy de El secreto de la modelo extraviada, de Eduardo Mendoza. El presidente del Gobierno se confiesa aficionado a la novela histórica y ha mencionado títulos como El caballero de Alcántara, de Jesús Sánchez Adalid. Rajoy también ha recomendado la lectura del superventas de Fernando Aramburu, Patria.

El anterior jefe del ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, no destaca por su originalidad literaria. La novela favorita de Zapatero es Don Quijote de la Mancha, aunque no ha llegado a especificar cuál de los episodios de la obra de Cervantes es su predilecto. Felipe González gobernó España durante catorce años y a algunos les sorprendió descubrir que su libro de cabecera es Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar.

Todos recordamos a Bill Clinton tocando el saxofón, pero al ex presidente de Estados Unidos también le gustaba la lectura. Cuando le preguntaron por su libro favorito no dudó al escoger Yo sé por qué canta el pájaro enjaulado, de Maya Angelou. Una novela autobiográfica que refleja la América de finales de los años treinta. Clinton incluso invitó a Angelou a recitar un poema en su toma de posesión en 1993. En la campaña presidencial de las elecciones del 2000 el que sería su sucesor, George W. Bush, aseguró que no se sentía identificado con ningún personaje literario y reivindicó el béisbol como su actividad cultural favorita. Aunque reconoció que le gustaban las novelas de “La Care, Le Carrier o como se pronuncie su nombre”. Imaginamos que en su rancho de Texas guarda un ejemplar de El espía que surgió del frío, de John Le Carré.

Un autor que no está entre los favoritos de Barack Obama, uno de los lectores más extraordinarios que ha pisado la Casa Blanca. Cuando era estudiante le impresionó profundamente Por quién doblan las campanas, de Ernest Hemingway. Devoró Libertad, de Jonathan Franzen, convertido en un fenómeno de ventas tras su recomendación. Lector ecléctico Obama es una especie de influencer literario que publica al final de cada año su libro predilecto de los últimos doce meses. En 2017 el señalado por la gracia del ex presidente fue El Poder, de la británica Naomi Alderman.

Libros alejados de los gustos del actual inquilino del despacho oval. Donald Trump ha asegurado que hace años que no lee. Aunque tiene una extraña fascinación por El Arte de la Guerra, de Sun Tzu, pero aparte de haberlo conocido mediante un audiolibro, hay muchas dudas de que haya entendido algo de eél.


Fox y Trump, dos de los presidentes más analfabetos en la historia.

Hay presidentes como Trump y otros como Emmanuel Macron. El mandatario francés es capaz de recitar de memoria y frente a la prensa El misántropo, de Molière. Licenciado en Filosofía por la Universidad de Nanterre y con una tesina sobre Hegel el libro favorito del refinado Macron es Las flores del Mal, de Charles Baudelaire. Su predecesor, Francoise Hollande, se inclina por Germinal, de Émile Zola. Trump no lee absolutamente nada, ni el libro que dice que escribió, porque fue hecho por otra persona. Es el presidente más analfabeto e inculto en la historia mundial.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, se confiesa un lector entusiasta y se pirra por las novelas de Stephen King, como El resplandor. A la premier británica, Theresa May, le gustan las historias de detectives, pero nada comparable a las aventuras de Elizabeth Bennet en Orgullo y Prejuicio, de Jane Austen. Mientras la canciller alemana, Angela Merkel, prefiere La transformación del mundo, de Jürgen Osterhammel… O leer los horóscopos.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *