Grandes directores que nunca ganaron un Oscar

Hitchcock no fue el único
Kubrick, Godard, Hawks, Fellini o Kurosawa tampoco obtuvieron el Oscar a mejor director

ALFRED HITCHCOCK
Le nominaron cinco veces a mejor director, por ‘Rebeca’ (1940), ‘Náufragos (1942), ‘Recuerda’ (1945), ‘La ventana indiscreta’ (1954) y ‘Psicosis’ (1960). Durante muchos años se le consideró un gran director de ‘thrillers’, nada más. Fue la atención que le prestaron François Truffaut y todos los de la Nouvelle Vague lo que propició que se le mirara de otra forma. En 1968 la Academia quiso compensar su descuido otorgándole el premio especial Irving Thalberg, concedido normalmente a productores y creativos. En la imagen, fotograma de ‘Con la muerte en las talones’ (1959).


FEDERICO FELLINI
Fue candidato al Oscar a mejor director en cuatro ocasiones por: ‘La dolce vita’ (1960), ‘8 ½’ (1963), ‘Satiricón’ (1969) y ‘Amarcord’ (1973) y ni una vez se lo llevó. Su primera nominación de la Academia fue por el guion de ‘Roma, ciudad abierta’ (1945) y, tras esa, vinieron siete más como escritor. Aunque sus películas sí fueron reconocidas —en cuatro ocasiones, ‘La strada’ (1954), ‘Las noches de Cabiria’ (1957), 8 ½ (1963) y ‘Amarcord’ (1973)— como la mejor de habla no inglesa, nunca recibió un galardón a título individual hasta que en 1993 le dieron el honorífico. En la imagen, fotograma de ‘8 ½’ (1963)

Cuatro veces estuvo a punto de ser reconocido como mejor director y nunca lo logró. Fue candidato al Oscar por ‘¿Teléfono rojo?, volamos a Moscú’ (1964), ‘2001: una odisea en el espacio’ (1968), ‘La naranja mecánica’ (1971) y ‘Barry Lyndon’ (1975). También fue finalista cinco veces como mejor guionista, sin embargo, su único Oscar lo recibió por su trabajo en los efectos especiales de ‘2001’ junto a Douglas Trumbull. Ni siquiera le otorgaron a la postre el Oscar honorífico en reconocimiento de su carrera cinematográfica. En la imagen, fotograma de ‘La naranja mecánica’ (1971)

CHARLES CHAPLIN
A pesar de ser uno de los cineastas más insignes de todos los tiempos, un pionero en todos los sentidos, jamás fue candidato a mejor director. Hollywood le otorgó un premio especial por su versatilidad, por haber producido, dirigido, escrito y protagonizado ‘El circo’ (1928) y, ya en 1972, el honorífico a su carrera. Sin embargo dentro de la competición oficial su único premio vino por la banda sonora de Candilejas (1952) y, para colmo, 21 años después de su estreno en EE UU. En la imagen, fotograma de ‘El chico’ (1921)

http://ep00.epimg.net/elpais/imagenes/2017/02/20/album/1487604104_801708_1487608812_album_normal.jpg

AKIRA KUROSAWA
Una vez fue finalista al Oscar a mejor director, por ‘Ran’ (1985). Es conocida la dificultad que tienen los realizadores extranjeros para ser incluidos en la caterva de nombres entre los que se elige al mejor director de esa edición. Dos filmes de Kurosawa en cambio sí que se alzaron con el galardón a mejor película de habla no inglesa: ‘Rashomon’ (1951) y ‘El cazador’ (1975). El director de ‘Siete samurais’ recibió el premio reconociendo su carrera en 1989. En la imagen, fotograma de ‘El cazador’ (1975).

FRITZ LANG
Tampoco puso la vista la Academia en el cine de Fritz Lang, hoy considerado genio incontestable. Varias de sus películas son clásicos. Fue uno de los precursores del ‘noir’ y del propio Hitchcock. En la imagen, fotograma de ‘M, el vampiro de Düsseldorf’ (1931)

HOWARD HAWKS
Solo una vez fue candidato al Oscar a mejor director por la película ‘El sargento York’ (1941). Fue ducho en comedia (‘La fiera de mi niña’), filmes negros como ‘El sueño eterno’ y wésterns como ‘Río Bravo’. Sin embargo para la Academia nunca trascendió la labor de un “solvente artesano”. Solo en 1974, tres años antes de su muerte, le fue concedido el reconocimiento honorífico. En la imagen, fotograma de ‘Río Bravo’ (1959).

ORSON WELLES
Con ‘Ciudadano Kane’ (1941) tuvo su mejor ocasión de alcanzar el Oscar a mejor director y, también, se cerró las puertas para volver a ser candidato. El magnate en quien se basó el personaje de su obra maestra, William Randolph Hearst, presionó para acabar con él. El genio que rodó ‘El cuarto mandamiento’ o ‘Sed de mal’ recibió el Oscar honorífico en 1971 y rechazó asistir a la ceremonia. Envió un mensaje grabado previamente. En la imagen, fotograma de ‘Ciudadano Kane’.

ROBERT ALTMAN
A lo largo de su carrera fue cinco veces finalista al Oscar a mejor director por: ‘M.A.S.H’ (1970), ‘Nashville’ (1976), ‘El juego de Hollywood’ (1993), ‘Vidas cruzadas’ (1993) y ‘Gosford Park’ (2002). A pesar de las intentonas no tuvo en sus manos una estatuilla hasta que en 2006, pocos meses antes de fallecer, le entregaron el honorífico. En ‘El juego de Hollywood’ aprovechó para burlarse justamente de la meca de la industria cinematográfica. Tampoco sus películas ganaron nunca el galardón a mejor filme. En la imagen, fotograma de ‘Vidas cruzadas’ (1993).

LUIS BUÑUEL
El director español que, con permiso de Pedro Almodóvar, más honda ha dejado su impronta en los cineastas extranjeros, nunca estuvo nominado como realizador en los Oscar. Hollywood solo lo seleccionó entre los candidatos a mejor guion adaptado en dos ocasiones por ‘El discreto encanto de la burguesía’ (1972) y por ‘Ese oscuro objeto del deseo’ (1978). En la imagen, fotograma de ‘Viridiana’ (1961).

SERGIO LEONE
Tampoco Sergio Leone pisó nunca la alfombra roja como candidato a mejor director. Es curioso que sin embargo el compositor de muchas de sus más célebres bandas sonoras Ennio Morricone recibiera el Oscar honorífico y que la película que le dedica Clint Eastwood en 1992 a Leone, ‘Sin perdón’, recibiera los dos galardones principales, tanto para el realizador como a mejor película. En la imagen, fotograma de ‘Érase una vez en América’ (1984)

INGMAR BERGMAN
Casi todos lo consideraron un maestro desde su primera película y en tres ocasiones tuvo oportunidad de ser reconocido como mejor director por ‘Gritos y susurros’ (1972), ‘Cara a cara’ (1976) y ‘Fanny y Alexander’ (1982). Sin embargo nunca lo ganó. La Academia le entregó el Irving Thalberg en 1971 como compensación. En la imagen, fotograma de ‘El séptimo sello’ (1957).

ERNST LUBITSCH
Optó cuatro veces al Oscar a mejor director por las películas ‘El patriota’ (1928), ‘El desfile del amor’ (1929) y ‘El diablo dijo no’ (1943). En 1947 la Academia le concedió el premio honorífico, pocos meses antes de su muerte. En la imagen, un fotograma de ‘Ser o no ser’ (1942).

SIDNEY LUMET
Las mismas películas por las que pudo ganar el Oscar a mejor director resultaron candidatas a mejor película: ’12 hombres sin piedad’ (1957), ‘Tarde de perros’ (1975), ‘Un mundo implacable’ (1976) y ‘Veredicto final’ (1982). Ninguna de ellas ganó en ninguna de las categorías. En 2005 recibió el premio honorífico. En la imagen, un fotograma de ’12 hombres sin piedad’ (1957).

STANLEY KRAMER
Aspiró al Oscar a mejor director en tres ediciones con las películas ‘Los fugitivos’ (1958), ‘¿Vencedores o vencidos? (El juicio de Nuremberg)’ (1961) y ‘Adivina quién viene esta noche’ (1967). Como productor recibió el Irving Thalberg a su trayectoria. En la imagen, un fotograma de ‘Adivina quién viene esta noche’ (1967).

JEAN-LUC GODARD
Tampoco Godard ha sido nominado nunca pero, en 2010, le dieron el Oscar honorífico. No asistió a la ceremonia. En una entrevista respondió: ¿Qué películas han visto? ¿Qué saben de mis películas? En la imagen, un fotograma de ‘Al final de la escapada’ (1960).

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *