Evangeline Lilly regresa por la puerta ancha a Hollywood con Ant-Man y la Avispa

El sorprendente renacer de Evangeline Lilly (Kate en ‘Perdidos’)
La actriz estuvo a punto de dejar la interpretación al no conseguir papeles una vez terminada la serie. A sus 38 años regresa por la puerta grande a Hollywood con ‘Ant-Man y la Avispa’, lo nuevo de Marvel.

Hace poco más de una década su rostro era un habitual de los quioscos. Protagonizaba la serie más mediática del siglo –antes de que nadie supiera qué significaba ‘khaleesi’–, su nómina anual aumentaba hasta las siete cifras y copaba portadas de revistas como Rolling Stone, que la calificaban como una de las mujeres más sexis del mundo. Evangeline Lilly pasó en apenas unos meses de ser una estudiante en quiebra cuya dieta se sostenía a base de té y crema de cacahuete a la deslumbrante estrella de la serie Perdidos (Lost). Para sus integrantes, los seis años de éxito de la ficción se disiparon con la misma rapidez con la que los espectadores mostraron su desencanto con el final de la misma. La prometedora carrera de la actriz canadiense, que apenas acababa de entrar en la treintena en 2010, estaba amortizada. Su perfil de IMDB encandenó años sin actualizaciones y parecía una candidata firme a engrosar artículos clickbait del corte ‘¿Qué fue de…?’, quizá esperando a que pasara el tiempo suficiente para regresar a la serie que la hizo célebre en forma de reboot nostálgico. Pero el cuento está cambiando en Hollywood y ella es la viva prueba de que la resurrección profesional es posible, a punto de cumplir 39 años. Este 4 de julio Evangeline Lilly abandona el ostracismo para convertirse en la primera superheroína del universo Marvel que da título a un filme, Ant-Man y la Avispa.

“Pensaba que estaba acabada, que no volvería a actuar de nuevo”. Así recordaba Lilly en una entrevista con Buzzfeed en 2014 los años de sequía que comenzaron tras despachar la serie de J.J. Abrams y un papel secundario en el filme de acción Acero Puro con Hugh Jackman. El implacable sexismo hollywoodiense hizo que su teléfono dejara de sonar, después de haber rentabilizado durante años un aura de misterio y atractivo físico que hizo de su fugitiva Kate Austen uno de los personajes inolvidables de la ficción televisiva internacional. Lilly, que ha confesado en múltiples ocasiones que la interpretación es lo que paga las facturas pero no su verdadera pasión, dedicó esta jubilación prematura a debutar como escritora con una novela para niños. “No quiero ser una actriz de Hollywood”, afirmó una vez, pero Hollywood tenía planes diferentes para ella.

Lilly da vida a la Avispa, la primera superheroína Marvel que da título a un filme

El responsable de las adaptaciones de El señor de los anillos, Peter Jackson, la llamó personalmente para ofrecerle el papel de la letal elfa Tauriel en la saga de El Hobbit. Y poco tiempo después volvería al universo taquillazo de la mano de Marvel, que exigió sus servicios para dar vida a Hope Van Dyne, el personaje femenino protagonista del filme Ant-Man. Su química con el superhéroe más diminuto de los tebeos –encarnado por otro televisivo, Paul Rudd (Friends)– y el carisma demostrado en la primera película, ha hecho que Marvel equipare su protagonismo en la secuela. Ant-Man y la Avispa, en la que comparte cartel también con Michael Douglas o Michelle Pfeiffer, es la primera película del universo cinematográfico de la Casa de las Ideas que alude a un personaje femenino en su título. Un logro que se ha demorado diez años y 17 películas.

A sus casi 39 años, la actriz canadiense anota otra marca histórica y definitoria de los vientos de cambio que soplan en la meca del cine. Ni Gal Gadot, ni Scarlett Johannson ni cualquier otra de las caras protagónicas que han salvado el mundo en estos filmes debutaron en este registro con una edad superior a la de Lilly, probando a su vez que una madre de dos niños también puede convertirse en una figura de acción reclamada en las tiendas de juguetes.

Evangeline Lilly no ha dejado pasar la oportunidad de atacar la cuestión del género en el cine de acción, desmontando el “sacrificio” que muchos de ellos dicen pasar para dar vida a sus héroes. “Llevo oyendo quejarse durante años a los superhéroes de Marvel de sus trajes. Y cuando yo me probé el mío y trabajé con él, pensé: ‘No es tan malo’. ¿Me ha tocado el traje más cómodo de todo el universo cinematográfico de Marvel o es que los hombres no han pasado por la experiencia vital de estar incómodos simplemente para estar guapos?”, afirmó la actriz mientras enseñaba a cámara un tacón de grandes proporciones. Tom Holland (Spider-Man), Chadwick Boseman (Black Panther) o el mismísimo Chris Evans (Capitán América) son algunos de los actores que se han quejado públicamente de los rigores de, por ejemplo, acudir al rodaje cada día vistiendo trajes “calurosos” o “incómodos”. “Ellos se ponen en plan: ‘¿Pero qué es esto? Es una mierda. ¿Por qué tengo que pasar por esto?’. Mientras que para las mujeres es como: ‘No lo sé. Es lo normal. Llevamos tacones al trabajo. Nos sentimos incómodas todo el día. Ya te acostumbrarás’”, concluyó en un vídeo que se ha hecho viral en redes.

No es la primera vez que la intérprete ha denunciado públicamente el machismo en Hollywood. Este pasado mes de mayo desveló que un coordinador “misógino” de dobles de acción la lesionó intencionadamente durante el rodaje de una escena en Perdidos. Lilly decidió prescindir de una especialista y hacer ella misma una secuencia que consistía en rodar encima de una rama de un árbol y terminar colgada. La negativa a aceptar la doble hizo que el coordinador se negara a proporcionarle una tela que evitara que Lilly se abrasara los brazos con la corteza del árbol, argumentando que saldría en plano. “Sentía que me quería poner en mi sitio por enfrentarme a él. Era o doblegarme a su poder o herirme a mí misma. Tenía veintitantos por aquel entonces. Ahora probablemente habría reculado”. El resultado del castigo fueron varias heridas abiertas que llevaron a la madre de la actriz a asegurar que jamás podría volver a llevar un vestido de gala.

‘Ant-Man y la Avispa’ llega a los cines el próximo 4 de julio. FOTO: MARVEL STUDIOS
Con su nueva aventura siendo la Avispa, que repetirá el próximo año en el esperado cierre de la saga Los Vengadores, Evangeline Lilly se posiciona como la miembro con mayor éxito del reparto de Perdidos. Otro de los protagonistas de la serie, Matthew Fox (Jack Shepard), fue combinando pequeños papeles secundarios y algún protagonista en películas con vocación de sobremesa hasta 2015, fecha de su último estreno. No hay noticias profesionales suyas desde entonces. Al resto del grueso duro del reparto –Josh Holloway (Sawyer), Terry O’Quinn (John Locke), Emilie de Ravin (Claire), Jorge García (Hurley) o Naveen Andrews (Sayid)–, lo hemos visto afanándose por sobrevivir en la despiadada parrilla televisiva estadounidense, saltando de proyecto en proyecto, muy lejos todos de ellos de poner tener una oportunidad real en la industria cinematográfica. Tan lejos como parecía estarlo la propia Lilly hace menos de un lustro. ¿Quién sabe si también pueda
tocarle la lotería a alguno de ellos? De jugar, los números están claros: 4 8 15 16 23 42.

Evangeline Lilly, Paul Rudd y Michael Douglas actúan en el primer filme de ‘Ant-Man’.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *