Sergio Marchionne salvó a la Chrysler y ahora tiene un proyecto para desarrollarla

Sergio Marchionne salvó a la Chrysler y ahora tiene un proyecto para desarrollarla

El CEO de Fiat Chrysler está listo para revelar su visión del futuro de la automotriz, que en 2009 se encontraba en la bancarrota

El CEO de Fiat Chrysler, Sergio Marchionne, está listo para revelar su visión del futuro de la automotriz antes de retirarse el próximo año.

Eso es apropiado, considerando que Chrysler probablemente ya no existiría si no fuera por Marchionne.

Marchionne era el CEO de Fiat cuando sacó a Chrysler de la bancarrota en 2009. En ese momento, había serias dudas de que el fabricante de automóviles podría ser salvado.

El gobierno de Barack Obama estaba en el proceso de rescatar a General Motors, pero estaba debatiendo si debía simplemente dejar morir a Chrysler.

El equipo de Obama finalmente decidió rescatarla para evitar otro golpe a la economía, particularmente a sus proveedores, más que por una verdadera confianza en la viabilidad a largo plazo de la automotriz.

Ahora, cuando Marchionne toma el escenario en el campo de pruebas de Fiat en Balocco, Italia, para dar a conocer su plan quinquenal, la compañía es una automotriz global, libre de deudas y rentable.

El fabricante vendió 2 millones de vehículos en EU el año pasado, más del doble de sus ventas en los días oscuros de 2009. A nivel mundial, FCA vendió 4.7 millones de automóviles el año pasado.

“Creo que es justo decir que sin Sergio, hay buenas posibilidades de que Chrysler no existiría hoy”, dijo Michelle Krebs, analista senior de AutoTrader.

“Pudo haber sido vendida por partes. Pero merece el crédito por salvar a la compañía “.

Pero incluso con su éxito actual, Chrysler todavía tiene algunos problemas grandes.

Por un lado, es bastante pequeño en lo que respecta a los fabricantes de automóviles, y las economías de escala son fundamentales cuando se trata de construir automóviles. Fiat Chrysler ocupa un distante tercer lugar en ventas en EU y el octavo a nivel mundial.

Es por eso que Marchionne ha estado buscando un comprador potencial para Fiat Chrysler durante la mayor parte de los últimos 10 años. Esos esfuerzos no han ido a ninguna parte, pero es posible que su acto final sea finalmente vender o, una vez más, fusionar la empresa.

Fiat Chrysler también se queda atrás de sus competidores en sus esfuerzos por introducir vehículos eléctricos y vehículos autónomos que son el futuro de la industria. La empresa tiene una amplia asociación con Waymo, la unidad del propietario de Google, Alphabet, que está trabajando para desarrollar la tecnología de automóvil sin conductor.

Esa asociación, que involucra a Waymo utilizando minivans híbridos de Chrysler, es modesta en comparación con las de otras compañías. Por ejemplo, GM anunció este jueves que la firma de inversión tecnológica Softbank ha acordado invertir 2.25 mil millones de dólares en los esfuerzos de vehículos autónomos de GM.

Finalmente, mientras Marchionne se prepara para dejar la empresa, algunas de sus marcas, particularmente Dodge y Chryslee en EU están luchando con líneas de productos envejecidas.

En 2016 eliminó las marcas de sedanes pequeños y medianos para concentrarse en camionetas todo terreno y camionetas tradicionales. Ford hizo lo mismo recientemente eliminando de su alineación a todos menos dos de sus autos.

Fiat-Chrysler, más allá de los tuits de Trump

“Tienen una fuerte franquicia de Ram y una fuerte franquicia de Jeep”, dijo Stephanie Brinley, analista principal de automóviles IHS Markit.

“Pero las marcas Chrysler y Dodge no son tan fuertes como antes de la crisis”.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *