Trump maneja el presupuesto federal como si fuera propio.

Trump ha gastado más en viajes en 70 días que Obama en dos años
Los viajes de placer a su residencia en Florida suman ya una factura de 24 millones de dólares

En solo 70 días, Donald Trump ya ha gastado más en viajes que Barack Obama en sus dos primeros años de Gobierno. El actual presidente de Estados Unidos diseñó una buena parte de su candidatura sobre la promesa de efectuar recortes en el gasto público y donar todo su sueldo para dar ejemplo. Y de momento, el único ejemplo que ha dado es el de no poder pasar más de dos fines de semana sin acudir el fin de semana a su residencia de Florida.

Cada viaje de Trump a su casa de campo en Mar-a-Lago, en Palm Beach, cuesta a las arcas norteamericanas tres millones de dólares, 2,8 millones de euros al cambio actual. Esta estimación incluye el transporte del presidente y de su equipo de seguridad. En total, los siete viajes de Trump a Florida suman ya 21 millones de dólares. En sus ocho años en la Casa Blanca, Obama gastó en viajes 97 millones de dólares, una media de 12 millones al año.

Cierto es que Trump ha recibido en Mar-a-Lago a jefes de Gobierno como el primer ministro japonés Shinzo Abe o el presidente chino Xi Jinping, pero igual de cierto es que a ambos los recibió Obama en la Casa Blanca sin aumentar el coste para el contribuyente. Además, el aeropuerto internacional de Dulles, que da servicio a la zona metropolitana de Washington, está mejor dotado para recibir vuelos internacionales que el de Palm Beach.

Eso sin contar los gastos que genera la “”Primera Dama”” y su hijo bobo por querer estar lejos de su detestable marido y los viajecitos de placer y negocios de Beavis and Butthead, sus hijos malcriados.

Si Trump mantiene su hábito de pasar los fines de semana en su exclusivo club de campo y playa, en el que juega al golf, la factura podría ser de hasta 438 millones en un mandato en cuatro años, haciendo una proyección sobre el coste actual. En comparación, los recortes a los que va a someter a diversos ministerios y agencias del Gobierno, en especial a los que se centran en la cultura y el medioambiente, son de 597 millones.

Como en muchos otros asuntos, Trump ha cambiado ostensiblemente de parecer con respecto a la conveniencia o no de que el presidente de EE UU juegue al golf.  Ahora lo hace sin problemas, pero en su día criticó abundantemente a Obama por ello, como demuestran estos mensajes en Twitter.

Donald J. Trump ✔ @realDonaldTrump
President @BarackObama’s vacation is costing taxpayers millions of dollars—-Unbelievable!
1:56 PM – 5 Jan 2012

Donald J. Trump ✔ @realDonaldTrump
Why did @BarackObama and his family travel separately to Martha’s Vineyard? They love to extravagantly spend on the taxpayers’ dime.

Donald J. Trump ✔ @realDonaldTrump
We pay for Obama’s travel so he can fundraise millions so Democrats can run on lies. Then we pay for his golf.
2:35 PM – 14 Oct 2014

Donald J. Trump ✔ @realDonaldTrump
Can you believe that,with all of the problems and difficulties facing the U.S., President Obama spent the day playing golf.Worse than Carter

Es sin duda el tipo más cínico, caradura y mentiroso que ha pasado por la Casa Blanca. Cero decencia.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *