Larry Kudlow en 2007 dijo que no habría ninguna recesión y al año siguiente fue el caos económico

Trump nombra consejero económico a Larry Kudlow, una estrella televisiva del mundo financiero
La Casa Blanca quiere que el sustituto de Gary Cohn, conocido por su participación en el canal CNBC, promocione más los logros gubernamentales

Larry Kudlow tiene lo que le gusta a Donald Trump. Presenta un programa de televisión, odia los impuestos y le es fiel. Motivos más que suficientes para ser nombrado nuevo director del Consejo Económico Nacional en sustitución del carismático Gary Cohn. La designación del conservador Kudlow, avanzada ayer por The Washington Post, responde a la segunda oleada de cambios que Trump ha puesto en marcha. Tras la destitución fulminante este martes del secretario de Estado, Rex Tillerson, y la dimisión la semana pasada de Cohn por la guerra tarifaria, el presidente quiere imprimir un nuevo perfil a su gabinete. Menos críticos y más vendedores de los éxitos gubernamentales.

En 2007 dijo que no habría ninguna recesión y al año siguiente fue el caos económico.,

Kudlow, de 70 años y antiguo miembro de la Administración de Ronald Reagan, se ajusta bien a esta demanda. Aunque su carrera como economista no despunta desde el punto de vista académico, su notoriedad en el canal financiero CNBC, sus maneras sueltas y su capacidad dialéctica le aseguran a la Casa Blanca una buena exposición de sus logros. Entre ellos, el presidente no cuenta solo la reforma tributaria aprobada en diciembre, sino la batalla contra el déficit comercial. Una pesadilla que le atormenta desde hace décadas y contra la que ha desplegado dos de sus más criticadas iniciativas: la espinosa renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (NAFTA, en sus siglas en inglés) y la
imposición de aranceles al acero (25%) y el aluminio (10%).

Esta última medida ha sido puesta en duda por el propio Kudlow. En un artículo escrito con Stephen Moore y Arthur Laffer, el designado pedía hace poco al presidente reconsiderar la decisión. “Las subida tarifarias nunca han dado el resultado esperado y casi siempre han traído un mal final”, señalaban. La posibilidad abierta por Trump de eximir a países como México o Canadá parece haber reblandecido a Kudlow.

Como economista, el nuevo consejero presidencial se ha criado al amparo de Laffer, uno de los ideólogos neoliberales y cuya principal tesis es que las rebajas de impuestos favorecen el crecimiento y los retornos. El vínculo de Kudlow con Laffer es tan estrecho que el nuevo consejero económico le atribuye el mérito de haberle ayudado en los años noventa a superar sus problemas con el alcohol y las drogas.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *