Grandes fallos historia del diseño


De la cocacola de café a los bolis “para ellas”: los mayores ‘fails’ de la historia del diseño
Todos y cada uno de los productos invitan a exclamar un: ¿Pero qué coj…?

Al tener noticia de la idea que Samuel West pondrá en marcha el próximo mes de junio, sólo cabe exclamar: ¡Ya era hora! Este psicólogo sueco obsesionado con los errores de diseño ha recopilado unos cuantos, los ha organizado y dentro de unos meses abrirá las puertas del Museum of Failure. Museo de los Errores, siendo elegantes; Museo de las Cagadas, siendo coloquiales. Candidato a uno de los museos más divertidos del mundo, nos pongamos como nos pongamos.

Los errores de las grandes marcas a la hora de diseñar productos, de ponerles nombre o de comercializarlos son un género en sí mismo, y West es su mayor especialista. Por eso, en la colección del museo hay de todo: errores de concepto, inutilidades manifiestas, diseños imposibles, márketing absurdo…


Museum of Failure opens in Sweden: “Let’s accept failure as an important part of developing something new.”
10:14 – 14 Apr 2017

Ahí está por ejemplo, uno de los grandes fracasos de Apple, el Newton. Era un PDA, los precursores de las tabletas, que prometía el reconocimiento de escritura pero que, en realidad no funcionaba.

Pero el dispositivo con nombre de cientifico no está sólo en el catálogo de desastres. Ahí están, por ejemplo, el perfume con olor a cuero de Harley Davidson, la intransportable cámara proyector de Kodak, la máscara de tortura que prometía mantener tu cutis perfecto o los bolígrafos BIC “para ellas” (al parecer, los bolis tienen sexo).

El creador del Museo hace en este vídeo un divertido repaso por algunos de estos divertidos fracasos que, mirándolo por el lado bueno, han servido para avanzar:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *