El éxodo de empresas de Cataluña ya excede las 500

540 empresas han abandonado Cataluña desde el referéndum del 1 de octubre
El mayor número de salidas —212 empresas— se produjo el 9 de octubre, el día previo a la declaración de Puigdemont

os primeros datos oficiales confirman que en Cataluña hay una fuga de empresas. Desde que se celebró el referéndum ilegal del día 1 hasta el 11 de octubre, 540 compañías han salido de Cataluña, según los datos provisionales del Colegio de Registradores. En apenas ocho días laborables se han ido 44 menos que en los primeros nueve meses del año, 584. En esas ocho jornadas solo llegaron 22 sociedades, arrojando un salgo negativo de 518 empresas perdidas.

Las palabras del vicepresidente económico de la Generalitat, Oriol Junqueras, vuelven a chocar de frente con la realidad. El jueves de la semana pasada pronosticó que no iba “a haber una fuga de empresas de Cataluña”. Y añadía: “Vaticinios de este tipo se han hecho otras veces y, de momento, no han sucedido nunca”. Ese mismo día el Banco Sabadell concretó su salida, y muchas otras estaban ya preparando las maletas. Lo demuestran los datos que ha divulgado este viernes el Colegio de Registradores: entre el 1 y el 11 de octubre escapaban de Cataluña 540 empresas, a falta de añadir todavía los datos de la provincia de Lleida del último día. En el mismo periodo solo llegaron 22.

Hasta ahora, contabilizando los anuncios de grandes corporaciones que habían anunciado traslados de sede social, la cifra no oficial rondaba la cuarentena. Faltaban los datos oficiales para conocer con exactitud la magnitud del fenómeno y si había alcanzado a otras empresas más pequeñas. La gran mayoría de salidas se corresponden con los últimos días. De hecho, el primer día laborable del mes, el 2, no se registró ninguna. Tampoco durante los dos días siguientes. En cambio, entre el lunes y el miércoles de esta semana, la cifra se ha multiplicado exponencialmente:
533 bajas. Y la jornada en que más se produjo fue el lunes previo a la declaración de Puigdemont, con 212.

Este decalaje tiene su explicación: antes de acudir al registro es habitual poner en marcha los trámites con los abogados, y eso puede llevar unos días. Tampoco hay que descartar que se diese un efecto arrastre tras los primeros e impactantes anuncios: Oryzon, Banco Sabadell y CaixaBank. La marcha del grupo Kiluva, matriz de Naturhouse, se había anunciado en agosto.

Para hacerse una idea de la escala de lo sucedido, basta comparar con los nueve primeros meses del año. Hasta septiembre, los datos de Axesor, extraídos del Registro Mercantil, señalan que 584 empresas abandonaron Cataluña y que aterrizaron 449: un saldo negativo de 135 sociedades. Pero esta cifra resulta engañosa, ya que en esos nueve meses las compañías que se instalaron en la comunidad acumulaban una cifra de negocio de 693 millones, que superaba de largo la facturación de las que se marchaban: 445 millones.

La incertidumbre hace salir las empresas de Cataluña. Y es muy dificil que regresen.

Es muy difícil que esto vuelva a repetirse en los primeros días de octubre. Lo es por la gran diferencia entre las entradas y las salidas. Pero, sobre todo, lo es porque muchas de las empresas que han tomado la decisión son grandes corporaciones con volúmenes de facturación que se cuentan en cientos y en miles de millones (Planeta, Gas Natural, CaixaBank, Sabadell, Abertis, Catalana Occidente, Cellnex, Applus, eDreams Odigeo, Bimbo o Torraspapel).

En las cuatro provincias catalanas hay pérdidas netas de empresas. Pero la provincia más afectada por este éxodo es Barcelona, que en lo que va de octubre ha perdido 501 empresas frente a las 16 que ha ganado.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *