Trump ahora enfila sus cañones hacia los deportistas

Trump se enzarza con una estrella de la NBA y le quita la invitación a la Casa Blanca
El presidente se enfrenta a Curry, de los Warriors, horas después de insultar en un mitin a un jugador de fútbol americano

Donald Trump ha encontrado una nueva diana: los deportistas. El presidente de Estados Unidos se acostó este viernes llamando “hijo de puta” a un jugador de fútbol americano, que ha protagonizado durante meses una protesta pacífica en el campo contra la brutalidad policial, y se despertó el sábado retirando la invitación a la Casa Blanca a Stephen Curry, el jugador estrella de los Golden State Warriors y bicampeón de la NBA, la liga de baloncesto.

“Acudir a la Casa Blanca se considera un gran honor para un equipo campeón. Stephen Curry está dudando, así que le retiro la invitación”, tuiteó el presidente a primera hora. La tradición estipula que el presidente recibe en la Casa Blanca a los equipos ganadores de cada competición deportiva en señal de reconocimiento. El viernes, Curry, estrella de los Warriors que ganaron el título el pasado julio, dijo que él votaría en contra de que su equipo acudiera a la conmemoración en Washington. Grandes estrellas de la NBA salieron en defensa de Curry. El rey, LeBron James, escribió en Twitter, un mensaje al presidente: “Ir a la Casa Blanca era un honor hasta que tú llegaste”.

El viernes, durante un discurso en Alabama, a donde viajó para apoyar la candidatura de un senador republicano, Trump aligeró las tensiones de una semana cargada de diplomacia y protocolo, algo todavía difícil para su carácter impulsivo. En un estadio, rodeado de sus seguidores más leales, Trump se relajó por fases. Primero criticó a Hillary Clinton, después a la prensa. Y hacia el final del discurso, reveló su nuevo filón al insultar a Colin Kaepernick, exjugador afroamericano de los 49ers, el equipo de fútbol americano de San Francisco (California) en la NFL, la liga nacional.

LeBron James ? @KingJames
U bum @StephenCurry30 already said he ain’t going! So therefore ain’t no invite. Going to White House was a great honor until you showed up!
10:17 – 23 sept. 2017

“¿No os gustaría que alguno de estos dueños de los equipos de NFL, cuando ven que alguno de estos jugadores falta al respeto a nuestra bandera, dijera: ‘Que saquen a ese hijo de puta del terreno de juego ahora. Está despedido?’”, cuestionó el presidente de Estados Unidos ante la euforia de muchos. Trump se refería a la protesta pacífica que Kaepernick comenzó el año pasado cuando antes de cada partido, al sonar el himno, se arrodillaba sobre el césped. Según explicó durante semanas, su gesto era un reclamo en contra de la violencia policial contra afroamericanos que todavía existe en EE UU. Numerosos deportistas de la NFL y otras ligas siguieron el ejemplo de Kaepernick.

En su momento, el entonces presidente Barack Obama defendió el derecho del jugador a la libertad de expresión, pero muchos políticos conservadores consideraron que su acción era ofensiva hacia la bandera y el himno estadounidenses. “Algún dueño lo despedirá”, prosiguió Trump, “y será el más famoso durante semanas cuando lo haga. Lo mejor que podéis hacer hasta entonces es abandonar el estadio cuando veáis esas protestas”.

Donald J. Trump ? @realDonaldTrump
Going to the White House is considered a great honor for a championship team.Stephen Curry is hesitating,therefore invitation is withdrawn!
7:45 AM – Sep 23, 2017

Las críticas de Trump fueron dirigidas a dos jugadores afroamericanos. Y llegan una semana después de que la Casa Blanca pidiera la destitución de una periodista, también afroamericana, del principal canal deportivo estadounidense por llamar al presidente un “supremacista blanco”.

Trump concluyó así otra semana en la que las amenazas y críticas abiertas también fueron para otros presidentes. En la ONU, donde el presidente participó por primera vez en una Asamblea General, el republicano afirmó que destruiría totalmente Corea del Norte si no hay un cambio en su tendencia a continuar con pruebas de misiles nucleares. También cargó contra los líderes de Irán y Venezuela, a quienes amenazó con más sanciones.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *