La fastuosa clausura de las Olimpiadas de Río de Janeiro.

 Coloridos carros con decorados gigantes y escuelas de samba son parte de la ceremonia de clausura de las Olimpiadas en el mítico estadio Maracaná.

Las Olimpiadas “de la alegría” se clausuraron este domingo en Río de Janeiro con una fiesta en la que la samba carioca y el carnaval fueron los grandes animadores.

“Una fiesta para lavar el alma de todo el mundo”. Así definió a la celebración de cierre del evento deportivo el director de ceremonias del comité organizador, Leonardo Caetano.

La clausura se realizó en el mítico estadio Maracaná.

El desfile de los atletas fue muy informal, los deportistas entraron al Maracaná entremezclados entre diferentes países, con sus medallas al cuello, cargándose a hombros unos a otros, bailando con la música electrónica y la samba que tocaba la orquesta.

 Coreografías, música en vivo y juegos de luces se desplegaron sobre el campo del Maracaná.

La lluvia, que caía de forma constante, en algunos momentos con cierta intensidad, no mermó la alegría de los deportistas, que se pusieron el chubasquero y entraron bailando.

Muchos también aprovecharon para fotografiarse con la gimnasta estadounidense Simone Biles, quien se va de Río de Janeiro con cuatro medallas de oro y una de bronce.

 

Zapatillas con luces

La delegación de Reino Unido fue una de las más animadas de la ceremonia de clausura.

Los deportistas británicos ingresaron al Maracaná con zapatillas con luces de led, rojas blancas y azules.

Las luces intermitentes, que cambiaban de color en todo momento, se podían ver de todo el estadio.

 “Obrigado”. Los atletas británicos le dijeron “gracias” a Río de Janeiro.

El equipo británico también tuvo un detalle en sus chaquetas dedicado a los organizadores de los Juegos.

Se podía leer “obrigado” (gracias) a Río de Janeiro y “konichiwa” (hola) a Tokio, sede de la siguiente Olimpiada.

La delegación japonesa entró portando banderas niponas y de Brasil.

 La ceremonia duró alrededor de tres horas.

Organización

30.000 voluntarios y 300 danzarines son parte del acto final de Río 2016.

 Las escuelas de samba más populares de Río de Janeiro son parte de la ceremonia de clausura de las Olimpiadas.

La escenógrafa Rosa Magalhaes, reconocida por su trabajo como directora de las mejores escuelas de samba del país, adelantó que será un acto “muy brasileño” y que contará con el desfile de la comparsa Cordao da Bola Preta, la más popular del carnaval de Río.

La ceremonia de clausura estuvo animada por danzarines que participan del carnaval de Río.

Se estima que cerca de 3.000 millones de personas sigan la ceremonia por televisión.

El Maracaná tiene espacio para albergar a 70.000 personas.

 Se estima que 3.000 millones de personas sigan la ceremonia de clausura por televisión.

El corresponsal de BBC Mundo en Brasil, Gerardo Lissardy, reportó desde Río de Janeiro que una fuerte lluvia y vientos precedieron a la ceremonia de clausura.

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, no participa del acto de cierre de las Olimpiadas.

 
 El estadio Maracaná de Río de Janeiro tiene capacidad para albergar a 70.000 personas.

Tokio 2020

Tokio, la sede de la próxima edición olímpica, aprovechó la ceremonia de clausura para dar una muestra de lo que prepara para 2020.

La bandera olímpica, recogida y doblada en medio del legendario estadio Maracaná de esta ciudad brasileña, fue devuelta por el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, al presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, quien se la entregó enseguida a la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike.

Bajo una intensa lluvia y con la gorra de Mario Bros. Así se presentó el primer ministro japonés, Shinzo Abe, en el Maracaná.

La ceremonia de entrega de bandera simboliza la transferencia de la sede olímpica de una ciudad a su sucesora, con lo que Tokio dio inicio este mismo domingo a su ciclo olímpico.

El acto precedió a una corta presentación artística de lo que Tokio ofrecerá en 2020, una mezcla de tradiciones y tecnologías de punta.

Shinzo Abe apareció en mitad del Maracaná disfrazado del personaje de videojuegos Mario Bros.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, se robó el espectáculo al aparecer disfrazado del famoso personaje de videojuegos Mario Bros. desde una tubería verde de artificio.

Un videoclip con famosos personajes animados japoneses fue proyectado como anticipo de lo que sucederá en cuatro años.

Series japonesas como Los Supercampeones, Doraemon y Hello Kitty fueron parte del video.

 La siguiente cita olímpica será en Japón, dentro de cuatro años.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *