La evasión fiscal de Cristiano es más grave que la de Messi


Los técnicos de Hacienda ven en el caso de Cristiano delitos mayores que en el de Messi. Gestha dice tener indicios de que el fraude del jugador del Madrid es “bastante más grave” que el del argentino

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) explicaron este lunes que tienen indicios de que el supuesto fraude fiscal cometido por Ronaldo es “bastante más grave que el cometido por Leo Messi”, por el que el futbolista argentino fue condenado a 21 meses de cárcel. Según detalla Gestha en un comunicado, el portugués está denunciado por cometer cuatro delitos fiscales en el impuesto sobre la renta de no residentes (IRNR) de 2011 a 2014, que suman 14,7 millones de euros. Messi fue condenado por defraudar 4,1 millones entre 2007 y 2009. De este modo, el supuesto fraude de Ronaldo es por el triple, y eso a pesar de que disfrutó, gracias a la Ley Beckham, de unos privilegios fiscales que redujeron su tributación más que la del argentino.

Así, Ronaldo se enfrentaría a una petición de pena mínima total de siete años de prisión por los cuatro presuntos delitos fiscales cometidos, tres de ellos agravados, que se castigan con penas mínimas de dos a seis años cada uno. No obstante, el juez podría aplicar la atenuante de regularización extemporánea y reducir la pena a la mitad o a la cuarta parte de cada delito fiscal si el jugador reconoce los hechos y paga.

En el caso de que, como con Messi, el juez redujera las penas mínimas a la mitad, la pena de prisión sería de tres años y medio, lo que supondría la entrada del jugador en prisión. Otro escenario posible es que la reduzca a la cuarta parte y se fije en 21 meses, o sea, quedar libre.

En cambio, otro escenario posible es en el que el juez redujera las penas mínimas a la cuarta parte, de modo que la pena de prisión total quedaría en 21 meses y, al carecer el futbolista de antecedentes penales, el juez podría acordar que no entrara en prisión mientras no sea condenado por cualquier otro delito en el tiempo de la pena suspendida.

En cuanto a la multa, teniendo en cuenta las cantidades presuntamente defraudadas -14,7 millones de euros entre los ejercicios 2011, 2012, 2013 y 2014-, ésta podría ascender, como mínimo, a 28 millones de euros, según establece el Código Penal. Por último, tras la declaración de este lunes Ronaldo aduciendo la responsabilidad en sus asesores fiscales, Gestha insiste en que estos podrían ser investigados por una posible cooperación necesaria en los presuntos delitos fiscales, especialmente tras conocerse las revelaciones de ‘Football Leaks’, en las que salió a la luz la creación de sociedades en el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas sin actividad, y su posterior cesión a una empresa irlandesa.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *