Fanáticos del boxeo desencantados por el fallo increíble contra Pacquiao


ue

Rostro de Jeff Horn quedó hinchado tras pelea que le robaron a Manny Pacquiao

Manny Pacquiao se había marchado ya de la ciudad, sin decir mucho. Mientras, en las redes sociales seguían surgiendo críticas al réferi y a los jueces de la pelea por el título welter de la Organización Mundial de Boxeo, que perdió el filipino por decisión unánime ante Jeff Horn.

Pero numerosos australianos, desde fanáticos hasta políticos, siguieron festejando el lunes el triunfo de Horn, un púgil de 29 años, prácticamente desconocido en el mundo del boxeo hasta hace unos días y quien antes se desempeñaba como profesor en una escuela. Su rostro quedó inflamado al finalizar la pelea con el boxeador legendario filipino.

Al flamante campeón no le importan mucho las críticas, que comenzaron el domingo en una entrevista para la televisión tan pronto como terminó la denominada “Batalla de Brisbane”.

“Siempre habrá reacciones de la gente que dirá que tuve suerte o cualquier cosa. Siempre habrá gente negativa, que dirá que no gané la pelea. Yo creo que gané la pelea”, comentó Horn, invicto en 18 combates desde 2013, cuando se convirtió en profesional. “Todos tienen el derecho de dar su opinión. Estoy seguro de que acá he ganado más seguidores de los que he perdido”.

Pacquiao se abstuvo de ofrecer la conferencia de prensa posterior al pleito. Sus colaboradores lo justificaron, al informar que había requerido siete puntos de sutura en cada una de las heridas que sufrió cerca de la coronilla. Tampoco hubo oportunidad de entrevistar al senador filipino en los vestuarios.

A cabezazos y codazos pelea este aprendiz de boxeador y el réferi no le llama la atención

Algunos críticos equipararon la pelea con un robo y cuestionaron de nuevo la integridad del boxeo.

A este peleador callejero le dieron la decisión del combate en un evidente robo.

Inmediatamente después del combate, Pacquiao dijo que debía respetar la decisión, y destacó que en el contrato había una cláusula para celebrar una revancha. Luego, dijo que estaba seguro de haber ganado la pelea, en declaraciones a un canal noticioso de Filipinas.

Los entrenadores de Pacquiao la emprendieron contra el réferi por no tomar medidas para frenar los cabezazos propinados por Horn, quien también sujetó a su contrincante por el cuello en varias ocasiones. Resaltaron también las estadísticas, según las cuales, Pacquiao lanzó dos veces más golpes de poder en comparación con su rival.

Entrevistado por el ABS-CBN News Channel, “Pacman” agradeció a sus seguidores por cuestionar el fallo de los jueces.

“Gracias por el apoyo y por creer que gané la pelea”, manifestó. “Rezo para que esto no afecte o arruine el negocio del boxeo”.

Surgieron reportes de que una dependencia gubernamental en Filipinas buscaba que la OMB abriera una investigación sobre el resultado. El organismo divulgó las tarjetas de los jueces el domingo por la noche.

Los tres dieron la victoria a Horn. La anotación más criticada fue la del estadounidense Waleska Roldan, quien dio 117-111. Su compatriota Chris Flores dictaminó 115-113, al igual que el argentino Ramón Cerdán.

Pacquiao, de 38 años, tuvo la oportunidad de noquear a su contrincante en el noveno asalto, cuando lo acorraló contra las sogas y lo metió en serios predicamentos ante 51.051 espectadores en el Suncorp Stadium. Pero el 11 veces monarca mundial no pudo completar la tarea.

“Manny Pacquiao es un guerrero, absolutamente, una leyenda del deporte. Tal vez no se preparó lo suficiente para esta pelea, no lo sé”, dijo Horn. “Supongo que si hay una revancha y da lo mejor que tiene, obtendrá un mejor resultado. Tampoco lo sé”. (D)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *