Trump vuelve a atacar a mujeres, ahora a presentadora de televisión

Trump, el presidente de EEUU, lanza un tuit misógino contra una presentadora y llega a su nivel más bajo
El presidente usó epítetos despectivos para referirse a dos periodistas de MSNBC, Mika Brzezinski y Joe Scarborough, con los que hasta hace pocos meses tenía una relación fluida y acudía a su programa. Además, se burló de la apariencia física de la presentadora, reviviendo el estilo misógino que usó en la campaña electoral.

El presidente Donald Trump amaneció insultante este jueves y dijo que los presentadores del programa Morning Joe, que transmite todas las mañanas el canal de noticias MSNBC, son la “loca” Mika Brzezinski y el “psicópata” Joe Scarborough, de acuerdo con lo que escribió en su cuenta Twitter.

En el caso de Brzezinski, Trump se atrevió a hacer un comentario despectivo sobre su apariencia física y su “reducido” nivel intelectual, reviviendo los comentarios misóginos que hizo durante la campaña presidencial, por ejemplo, cuando después de un debate aseguró que a la presentadora de Fox, Megan Kelly, le sangraba “donde sea” tras hacer una pregunta en un debate; o como cuando una madrugada calificó de “asquerosa” y “Miss Piggy” (señorita cerdita) a la ex Miss Universo venezolana Alicia Machado en un tuit.

Los calificativos contra y Scarborough –dignos de una pataleta de niño malcriado– surgieron a raíz de que ambos periodistas del canal de tendencia liberal habría hablado “mal” del presidente al comentar sobre su desconocimiento de la propuesta que se debate en el Senado para cambiar la ley de salud, conocida como Obamacare. Una actitud no digna ya de un presidente, sino de una persona adulta.  Estados Unidos está en manos de un desquiciado mental.

“Escuché que el pobremente rankeado @Morning_Joe habla mal de mí (no los veo más) Entonces, cómo es que la baja en IQ (Coeficiente Intelectual) Loca Mika, junto con el Psycho Joe, vinieron…. A Mar-a-Lago tres noches seguidas en vísperas de Año Nuevo e insistieron en reunirse conmigo. Ella estaba sangrando mal por un estiramiento facial. ¡Yo dije no!”, escribió en dos tuits el presidente.


Donald J. Trump ✔ @realDonaldTrump
I heard poorly rated @Morning_Joe speaks badly of me (don’t watch anymore). Then how come low I.Q. Crazy Mika, along with Psycho Joe, came..
7:52 AM – 29 Jun 2017

Donald J. Trump ✔ @realDonaldTrump
…to Mar-a-Lago 3 nights in a row around New Year’s Eve, and insisted on joining me. She was bleeding badly from a face-lift. I said no!
7:58 AM – 29 Jun 2017

Con este mensaje Trump sube un tono más su enfrentamiento con los medios, a los que ha estado cuestionando constantemente en los últimos días. Su verbo agresivo ahora incluye la novedad del ataque personal del hombre más poderoso del país contra dos presentadores de televisión.

Pese a que la crítica mayor la profirió el presidente contra la presentadora, algo que ha ofendido a muchas mujeres dentro y fuera del mundo político, la primera dama Melania Trump presentó un comunicado respaldando la agresividad de su esposo. El dinero lo puede todo, y muchos pensaban que Melania era una persona decente, es un mercenaria.


La cofundadora del Huffington Post, Arianna Huffington, también ha tenid…
Arianna Huffington. En agosto de 2012, el millonario tuiteó contra la fundadora del sitio web The Huffington Post: “Arianna Huffington es poco atractiva tanto por dentro como por fuera. Comprendo perfectamente por qué su exmarido la dejó por un hombre. Él tomó una buena decisión”.

Hillary Clinton. Durante la campaña presidencial, el republicano se refirió de manera despectiva a su contrincante en más de una ocasión. Desde el “incompetente Hillary” que escribió en un tuit hasta el “Such a nasty woman” (Qué asco de mujer) que le dijo directamente en el tercer debate televisivo en octubre de 2016. También dio a antender que los escándalos sexuales de su esposo el expresidente Bill Clinton habían sido tolerados por ella.

Carly Fiorina
Carly Fiorina. Sobre la exaspirante a la candidatura republicana dijo en la revista Rolling Stone: “Miren esa cara, ¿quién votaría a alguien con esa cara?”. Luego, en un debate realizado por la cadena de noticias CNN en septiembre de 2015, el presentador le preguntó sobre sus dichos en la revista y el magnate respondió: “Ella tiene una cara hermosa y es una hermosa mujer”.

Campaña
Heidi Cruz y la ‘Guerra de las Esposas’. Ted Cruz puso en duda la calificación de Melania Trump como primera dama por sus trabajos como modelo aparecidos en una revista masculina. A través de un mensaje en Twitter el magnate advirtió que diría cosas de Heidi Cruz, la esposa del senador. “El mentiroso Ted Cruz utilizó una imagen de Melania de G.Q. en su anuncio. ¡Cuidado, Mentiroso Ted, o voy hablar sobre tu esposa!”, escribió. Luego retuiteó una foto de un seguidor que comparaba los rostros de las dos mujeres y decía que “no hay necesidad de decir nada”, dando a entender que la belleza de la esposa de Trump la hacía mejor.

Rossie O’Donell
Rossie O’Donell. En el debate de la cadena de noticias Fox de agosto de 2015, Trump revivió una vieja disputa y tildó a Rossie O’Donnell de “cerdo”. Muchos años antes había dicho de ella que era “desagradable” y que hablaba como un camionero. “Si yo fuera su jefe, la miraría a su horrible y gorda cara y la despediría”.

Alicia Machado mano donald trump
Alicia Machado. Donald Trump publicó una serie de mensajes en Twitter atacando a la ex Miss Universo, Alicia Machado, a pocos días de las elecciones presidenciales. La venezolana, colaboradora de la campaña de Clinton, fue catalogada por el presidente como “repugnante” e invitó a sus seguidores a buscar un supuesto “video sexual” donde habría participado Machado. Clinton señaló que cuando el magnate era dueño del concurso de belleza Miss Universo, había llamado a Machado “Miss Piggy” y que también se refirió a ella como “Miss Housekeeping” (Miss Criada) por su herencia hispana.

Campaña
“Conversaciones de vestuario”. The Washington Post destapó una grabación de 2005 en la que Trump presume de haber engañado a Melania y dice que puede seducir a cualquier mujer. Es una conversación con Billy Bush, un presentador televisivo que es primo de los dos presidentes republicanos. Bush y Trump conversan mientras esperan para grabar una entrevista. “Lo dije, me equivoqué, me disculpo”, dijo el empresario días después para bajar el revuelo generado a pocos días de las elecciones. “Bill Clinton me ha dicho cosas mucho peores en el campo de golf. Me disculpo si alguien se ofendió”.

Mika Brzezinski
Mika Brzezinski. Luego de ser criticado por su supuesto desconocimiento de la ley de salud que promueven los republicanos en el Senado, el presidente Donald Trump se refirió en su cuenta de Twitter a los presentadores del canal MSNBC como la “loca” Mika Brzezinski y el “psicópata” Joe Scarborough. De la periodista dijo que tenía un bajo nivel intelectual y además que sangraba por una cirugía facial, cuando en diciembre la vio en el resort de Mar-a-Lago, Florida.

Megyn Kelly First Debate
Megyn Kelly. Las preguntas incómodas de la entonces presentadora de Fox News Megyn Kelly en el primer debate televisivo de los republicanos en agosto de 2015, tuvieron una dura respuesta de Trump al finalizar el programa. El magnate aseguró que Kelly fue agresiva con él y dijo que “sangraba por donde sea”, en aparente referencia a su ciclo menstrual. “Ella está enferma y es la persona más sobrevalorada en la televisión”, escribió en su cuenta de Twitter.

“Como primera dama he declarado públicamente en el pasado, cuando su marido es atacado, él devolverá el golpe 10 veces más fuerte”, dijo la directora de comunicaciones de la primera dama, Stephanie Grisham, en un comunicado enviado a CNN.

En el pasado, Melania Trump ha reconocido que el presidente se mete en problemas con sus mensajes en Twitter y llegó a decir que tiene “dos muchachos” en casa (el otro es su hijo de 11 años, Baron)

Ataque y defensa

Tan sorpresiva ha sido esta explosión presidencial, que los aludidos no han reaccionado y en la respuesta de sus empleadores queda claro el estupor por el tono de los mensajes.

“Es un día triste para EEUU cuando el presidente gasta tiempo acosando, mintiendo y escupiendo mezquinos ataques personales en vez de estar haciendo su trabajo”, dijo un portavoz de MSNBC en un comunicado.

“Nunca imaginé un día en el que pensaría: ‘No es digno para mí responder al presidente de EEUU’”, tuiteó Mark Kornblau, vicepresidente de comunicaciones del grupo NBC, al que pertenece la televisora.

Mark Kornblau ✔ @MarkKornblau
Never imagined a day when I would think to myself, “it is beneath my dignity to respond to the President of the United States.”
8:38 AM – 29 Jun 2017

En la misma línea se expresó el senador republicano por Nebraska, Ben Sasse quien en su cuenta de Twitter imploró al presidente: “Por favor, pare. Esto no es normal y está por debajo de la dignidad de su cargo”.

Ben Sasse ✔ @BenSasse
Please just stop. This isn’t normal and it’s beneath the dignity of your office.
9:16 AM – 29 Jun 2017

En defensa de Trump vino su subsecretaria de Prensa, Sarah Huckabee, quien en una entrevista con Fox consideró justificados los mensajes presidenciales de la mañana.

“Lo que creo que es necesario es responder a los ataques innecesarios contra el presidente, ambos personalmente. He visto cosas mucho peores salir de ese programa”, afirmó Huckabee sobre ‘Moring Joe’.

“Este es un presidente que ataca el fuego con fuego y ciertamente no se dejará intimidar por medios liberales o élites liberales en Hollywood o en alguna otra parte”.

No hay dudas de que Trump padece de demencia senil u otro trastorno mental.

Caída en desgracia

Es notable que el presidente reconoce que no vio el programa, como hacía antes cuando incluso participaba en él, invitado por su amigo Scarabourgh, una voz republicana moderada que se ha ido haciendo cada vez más crítico del mandatario.

Durante la campaña y hasta después de resultar elegido, Trump solía darle entrevistas a Morning Joe. Algunos criticaron a la pareja por darle demasiado espacio al candidato republicano (queja que podía haberse extendido a casi cualquier otro medio por aquellos días)

Cuando se comprometieron para casarse, Scarborough y Brzezinski estuvieron en Mar-a-Lago, el resort de Trump en Palm Beach, Florida, según dijeron en ese momento, tratando de pactar una entrevista para los días de la toma de posesión.

Pero para marzo de 2016, Trump dejó de seguir a ambos en Twitter y nunca más regresó a su programa, de acuerdo con versiones de quienes le hacen seguimiento a las redes sociales del mandatario.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *