Trump vuelve al ataque contra la prensa

Trump establece una nueva marca en sus ataques a la prensa: pide investigación contra medios por ‘Fake News’

El desprecio por la prensa del presidente Donald Trump acaba de alcanzar un nuevo récord: le está pidiendo al Comité de Inteligencia del Senado que investigue a los grandes medios de comunicación por publicar historias “falsas” (o fake news como popularmente las ha llamado).

O tal vez está desahogándose por la cobertura informativa que tanto odia.

Como muchos de los tuits de Trump, este puede ser interpretado de varias maneras. Pero si se toma literalmente, son 140 caracteres aterradores pues sus palabras ciertamente despiertan el interés de abogados defensores de la Primera Enmienda.

El presidente escribió este jueves en la mañana: “¿Por qué el Comité de Inteligencia del Senado no está investigando a las Cadenas de Noticias Falsas en NUESTRO país para ver por qué muchas de nuestras noticias son inventadas-¡FALSAS!?”

Donald J. Trump ?@realDonaldTrump
Why Isn’t the Senate Intel Committee looking into the Fake News Networks in OUR country to see why so much of our
news is just made up-FAKE!
5:59 – 5 oct. 2017
La respuesta más simple es que las noticias no son “inventadas”.

Además, el Comité de Inteligencia del Senado está ocupado investigando la interferencia rusa en el último año electoral. Los líderes republicanos y demócratas tuvieron una conferencia de prensa este miércoles para hacer actualizaciones públicas. La investigación se ha “expandido”, según dijeron, y continuará durante varios meses más.

Pero Trump ha rechazado en varias oportunidades las alarmas bipartidistas sobre la intromisión rusa. Al menos una vez al mes él le dice a sus simpatizantes que [el tema de] “Rusia” es un “fraude”.

Fuera del mundo de Trump, hay casi un acuerdo universal de que los intentos de Rusia de influenciar las elecciones estadounidenses son un problema urgente y en curso. Hay muchas preguntas pendientes sobre si miembros de la campaña electoral de Trump coordinaron operaciones con los rusos.

Los anuncios que le vendió Facebook a cuentas rusas llegaron a 10 millones de personas en EE.UU.
¿Y cuál es la la reacción de Trump al gigante problema de Rusia? Atacar a la prensa.

Un subtema de su campaña fue intentar deslegitimar a los periodistas que lo cubrían.

Como presidente, frecuentemente asegura que son noticias “falsas” cuando el cubrimiento no es positivo como él quisiera. Pero el tuit de este jueves —pidiendo una investigación— va más allá de lo que ha ido antes.

“Este es el tipo de declaraciones que uno espera de escuchar de un déspota, no de un presidente de Estados Unidos”, dijo Jameel Jaffer, director del Knight First Amendment Institute de la Universidad de Columbia.

“La libertad de prensa es un pilar de nuestra democracia, no una amenaza a ella”, dijo Jeffer. “Pedir que el Comité de Inteligencia haga una investigación a la prensa es particularmente absurdo. Ese comité fue establecido después de abusos de la seguridad nacional de los 50, 60 y principios de los 70 para ayudar a asegurar que las políticas nacionales del gobierno no comprometieran las libertades constitucionales, incluyendo la libertad de prensa”.

Preet Bharara, uno de los fiscales de Estados Unidos que fue despedido por Trump a principio de este año, tuiteó su interpretación a la declaración de Trump.

“POTUS quiere desesperadamente dirigir quién debe ser investigado y quién debe ser inmune. Quiere escrutinio para sus adversarios y amnistías para los aliados”.

Preet Bharara ?@PreetBharara
POTUS desperately wants to direct who should be investigated & who should be immune. He wants scrutiny for adversaries, amnesty for allies. https://twitter.com/realdonaldtrump/status/915894251967385600 …
7:15 – 5 oct. 2017

Según el “medidor de verdad” de PolitiFact, el 76% de los testimonios de Trump analizados resultaron “falsos” o “en su mayoría falsos”.

Y aquí hay algunas otras maneras de interpretar esto:

— A Trump le gustaría genuinamente ver una investigación del gobierno en la operación interna de organizaciones de noticias estadounidenses como CNN y NBC. Tal investigación seguramente provocaría desafíos de la Primera Enmienda.

— Está enojado por las historias de este miércoles sobre un reporte de NBC News de que el secretario de Estado Rex Tillerson lo había llamado “estúpido” en privado. No sacará nada de mostrar su ira en Twitter.

Donald Trump sufre una enfermedad mental peligrosa, según expertos

— Está tratando de desviar la atención de la investigación rusa.

— Al decir “NUESTRO” país, está comparando a Estados Unidos con Rusia, donde la cadena de noticias estatal Russia Today ha estado bajo el escrutinio del gobierno de los Estados Unidos.

Hasta el momento, los ladridos del gobierno de Trump sobre los medios han sido mucho peores que sus mordidas.

Frecuentemente Trump ataca la cobertura de noticias “falsas”, pero el cuerpo de prensa de la Casa Blanca está operando casi como lo ha hecho durante décadas, sin nuevas restricciones draconianas.
Sin embargo, sus palabras están llenas de poder, y una porción de la base política de Trump toman sus ataques contra la prensa de una manera muy seria.

Trump puede estar aumentando sus críticas a la prensa mientras el investigador especial Robert Mueller sigue adelante con la investigación y las elecciones de medio término se acercan.


Él dice frecuentemente que los periodistas inventan fuentes anónimas para llenar sus agendas. Pero hay evidencia escasa para soportar esa afirmación bombástica.

Aunque los periodistas han cometido errores, la fabricación absoluta es extremadamente inusual y es tomada extraordinariamente en serio.

Pero Trump cuenta una historia muy diferente en sus trinos.

Él usó su cuenta de Twitter este jueves para negar el reporte de NBC del miércoles sobre que Tillerson estuvo a punto de renunciar durante el verano.

“Rex Tillerson nunca amenazó con renunciar. Esto es una noticia falsa de NBCNews”, escribió Trump en Twitter. “Bajo nivel de noticias y reportes. No [hubo] verificación para mí”.

NBC reiteró que está de acuerdo con sus informes.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *