Trump sigue mintiendo sobre Obama sin escrúpulos


Trump acusa a Obama de liberar 122 “sanguinarios prisioneros” de Guantánamo, pero 113 fueron sacados por Bush
El presidente aparentemente vio un reportaje en Fox News y citó un reporte de la Oficina del Director Nacional de Inteligencia que especifica que la gran mayoría fueron liberados antes del 22 de enero de 2009, cuando Obama llegó a la Casa Blanca.

El presidente Donald Trump volvió al ataque contra su predecesor Barack Obama y en un mensaje de tuit lo acusó este martes de haber liberado “122 sanguinarios prisioneros” de la base naval de Guantánamo que “se han reincorporado al campo de batalla”. El presidente calificó como una “decisión terrible” esta puesta en libertad de los detenidos.

Donald J. Trump ✔ @realDonaldTrump
122 vicious prisoners, released by the Obama Administration from Gitmo, have returned to the battlefield. Just another terrible decision!
6:04 AM – 7 Mar 2017

La cifra citada por Trump es correcta, pero no así el autor. El dato utilizado por Trump para criticar a Obama proviene de la Oficina del Director Nacional de Inteligencia que el pasado septiembre publicó un reporte en el que se afirmaba que 122 de los 693 prisioneros que habían abandonado Guantánamo, en la isla de Cuba, habían vuelto a realizar actividades terroristas. Según el documento, otros 86 son sospechosos de haber seguido el mismo camino.

Sin embargo, el reporte deja claro que, de ese total de 122, la inmensa mayoría (113) fueron liberados antes del 22 de enero de 2009, es decir, dos días antes de que Obama llegara por primera vez al Despacho Oval. Las liberaciones, por tanto, se realizaron bajo la administración del republicano George Bush.

El mensaje matutino de Trump parece estar inspirado -nuevamente- por una información de la cadena conservadora Fox News. Durante la mañana, la televisión ofreció un reporte sobre un bombardeo aéreo estadounidense en Yemen que mató un antiguo detenido en Guantánamo, Yasir al Silmi, considerado el “peor de los peores”.

El reportaje afirmaba que el bombardeo había sido una “victoria de la guerra contra el terrorismo” y daba el crédito a la nueva administración. Además, añadía que Al Silmi había sido liberado por Obama “pese a que el Departamento de Defensa había recomendado que siguiera tras las rejas”.

El segmento termina con la frase “122 prisioneros liberados de la base de Guantánamo se han reincorporado al campo de batalla”, sin especificar bajo qué mandato consiguieron su libertad.

No es la primera vez que Trump aparentemente utiliza informaciones sesgadas o no verificadas. Durante el fin de semana, Trump acusó a Obama de haberlo espiado sin pruebas tras la publicación de varios medios conservadores de que el expresidente había intervenido sus teléfonos durante la campaña electoral. Hasta el FBI pidió al Departamento de Justicia que rechazara estas acusaciones.

El presidente Trump acusó a Obama de espionaje pero no presenta pruebas de su acusación

El presidente también justificó anteriormente su derrota en el voto popular porque “millones de ilegales” votaron en las elecciones, una información que ningún estudio demuestra y que los analistas políticos han rechazado por ser falsa.

Obama prometió en numerosas ocasiones el cierre de la prisión situada en la isla de Cuba, pero nunca la cumplió. Tan solo logró reducir el número de presos, enviando a los detenidos a otros países. Tras su salida de la Casa Blanca, menos de 50 prisioneros continúan en el centro penitenciario.

Trump vive utilizando las técnicas goebbelianas, repitiendo argumentos que son mentiras absolutas.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *