Trump en la Cumbre de la OTAN vuelve a atacar a sus aliados


Trump abre la cumbre de la OTAN con una fuerte crítica a Alemania y a los aliados de la organización: “Aumenten gastos de defensa”

– El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, salió a pelear en sus primeros comentarios antes de la cumbre anual de la OTAN, acusando a un cercano aliado de ser “prisionero de Rusia” y prácticamente ordenarles a los miembros de la alianza aumentar su gasto en defensa “inmediatamente”.

Los comentarios provocativos de Trump —dirigidos a Alemania— al principio de la cumbre de la OTAN, seguramente amplificarán la sensación de inquietud de los aliados europeos más cercanos de Estados Unidos. Sus preocupaciones ya se habían establecido antes de la llegada de Trump al continente, después de semanas en las que el presidente de Estados Unidos había vociferado cada vez más sus quejas contra muchos de ellos.

6 metros mide el “Trump Baby”, el globo que podría sobrevolar Londres

El presidente de Estados Unidos llegó el 11 de julio a Bruselas para la cumbre de aliados de la OTAN, donde se reúne con líderes europeos, aliados de esta organización.

Trump se reúne este miércoles tanto con la canciller de Alemania, Angela Merkel, como con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, según la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Al salir de la Casa Blanca, y a través de tuits enviados desde el Air Force One, el presidente de Estados Unidos señaló que tendría ese enfoque en Bruselas, pero las críticas directas de Trump a un aliado cercano de la OTAN —Alemania— y su continua vociferación de quejas en suelo europeo llevaron sus críticas a un nivel superior.

Los feroces comentarios están creando otro contraste discordante ya que Trump está listo para acabar las reuniones en Bélgica y Gran Bretaña y dirigirse a una cumbre con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, que en gran parte se ha salvado de las diatribas de Trump.

“Tengo la OTAN, tengo Gran Bretaña, que está en cierta confusión, y tengo a Putin. Francamente, Putin puede ser el más fácil de todos ellos. ¿Quién lo creería? ¿Quién lo creería?”, dijo Trump este martes mientras dejaba la Casa Blanca.
Trump pone de cabeza la política exterior de Estados Unidos

“Alemania es prisionera de Rusia”
Mientras se preparaba para saludar a la canciller alemana Ángela Merkel y otros líderes de la OTAN para la tradicional foto familiar el miércoles, Trump dirigió una crítica implacable a Alemania durante una reunión con el secretario general de la OTAN Jens Stoltenberg, la primera del día.

“Alemania es prisionera de Rusia”, dijo Trump durante la reunión de este miércoles con Stoltenberg, señalando la dependencia de Alemania en el gas natural de Rusia. “Es muy inapropiado”.

“Ciertamente no parece tener sentido que ellos paguen miles de millones de dólares a Rusia y nosotros los hemos defendido de Rusia”, dijo Trump, desencadenando un debate improvisado con Stoltenberg, quien aseguró que “a pesar de esas diferencias”, los aliados de la OTAN “siempre han sido capaces de unirse alrededor de nuestra tarea principal de proteger y defendernos los unos a los otros”.

Trump rechazó el razonamiento de Stoltenberg, argumentado que Alemania solamente está “haciendo a Rusia más rica”.

“¿Cómo pueden estar juntos cuando un país obtiene su energía de la persona de la que se quiere proteger o del grupo del que quieres protegerte?”, dijo Trump.

La ministra de Defensa de Alemania, Ursula von der Leyen, hizo una defensa preventiva de las preocupaciones sobre cualquier “dependencia” alemana de Rusia en una entrevista este martes con Christiane Amanpour de CNN, en la que dijo que Alemania tiene “una muy diversa mezcla de suministros de energía”. Leyen también agregó que Merkel ha estado al frente de los esfuerzos diplomáticos para frenar la agresión rusa en Ucrania.

Trump también señaló a Alemania con críticas particulares y continuó atacando a los aliados de la OTAN por no invertir el 2% de su PIB en gastos de defensa, un objetivo que los aliados de la OTAN acordaron alcanzar para 2024.

Pero el presidente de Estados Unidos borró esa línea de tiempo al hacer el llamado nuevamente para aumentar el gasto de defensa, diciendo que los aliados deben hacerlo “inmediatamente”.

“Creo que esos países tienen que avanzar, no en un periodo de 10 años, sino que tienen que hacerlo inmediatamente”, dijo Trump, señalando a Alemania en particular de ser un “país rico” que “podría aumentar (el gasto en defensa) inmediatamente mañana y no tener problemas”.
¿Están la Unión Europea, la OTAN y la OMC bajo amenaza?
Los ecos del G7

Un presidente confrontativo se ha vuelto la norma en Occidente, más recientemente cuando Trump enfureció a sus altos aliados en la Cumbre del G7 en Quebec. Esa cumbre se volvió un fiasco cuando Trump apuntó hacia el anfitrión de la cumbre, el primer ministro de Canadá Justin Trudeau, poco después de que partió de la reunión.

Trump se enfrenta a una situación similar en Bruselas, ya que los países miembros de la OTAN se han reunido para la cumbre anual de la alianza y Trump sigue furioso por el insuficiente gasto en defensa de los aliados europeos y las relaciones injustas de comercio. Trump envió cartas de amenaza a los líderes de la OTAN antes de su visita alertando a los aliados claves de perder el apoyo de Estados Unidos a menos que aumenten sus gastos en defensa.

El presidente del Consejo Europeo Donald Tusk respondió a las recientes críticas de Trump —tal vez anticipándose a más— refutando la carta antes de la llegada de Trump a suelo europeo.

“Querida Estados Unidos, aprecia a tus aliados”, dijo este martes Tusk. “Después de todos, no tienes muchos”.

Tusk también urgió a los miembros europeos de la OTAN a gastar más en defensa, pero agregó: “El dinero es importante, pero generar solidaridad es más importante”.

Los tuits de Trump que generaron controversia antes de su llegada a Bélgica coincidieron con los intentos similares del presidente de Estados Unidos de sembrar la discordia y proyectar fortaleza antes de su llegada al G7 en Quebec el mes pasado, cuando criticó a los aliados por el tema del comercio antes de llegar a estrechar la mano de sus contrapartes extranjeras como si nada hubiera pasado. Solo que esta vez, Trump se enfocó en expresar su opinión de que Estados Unidos ha estado soportando una carga injusta de los gastos de defensa de la alianza de la OTAN.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *