Se agudiza la crisis en Venezuela por un apagón

 El gobierno anunció la suspensión de clases y actividades laborales durante el viernes.

La mayor parte de Venezuela se quedó sin energía desde el jueves por un apagón masivo que continúa este viernes.

Medios locales reportaron que la pérdida de energía afectó a más de la mitad del país, mientras usuarios de redes denunciaron la falla en al menos 21 de los 23 estados de Venezuela.

Tras 20 horas de apagón, el canal estatal VTV informó este viernes que el suministro se había restablecido en unos 13 barrios de la capital, según difundió la agencia Reuters.

Sin embargo, no se informó cuándo se restablecería el suministro en el resto de la capital y del país.

En la noche del jueves, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, dijo que se había recuperado el servicio en el este de Venezuela y que se seguía trabajando para restablecer la luz en el resto de los estados y la capital.

Pero usuarios de redes sociales y fuentes consultadas por Reuters entonces informaron que en zonas del este del país seguían sin el servicio.

Así fue el apagón masivo que dejó a Caracas y a la mayor parte de Venezuela sin luz

Corpoelec, la compañía eléctrica estatal, habló en su cuenta de Twitter de un “sabotaje” en la central hidroeléctrica del embalse de Guri, en el este del país.

“Hemos sido objeto nuevamente de la guerra eléctrica”, aseguró el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez.

Y la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, informó que para este viernes se había ordenado la suspensión de las actividades escolares y laborales “con el objetivo de poder facilitar las labores y los trabajos de recuperación del servicio eléctrico”.

 Caracas quedó a oscuras tras el apagón que afecta a más de la mitad del país.

Según Rodríguez, la orden fue dada por el presidente Nicolás Maduro, quien por Twitter también se refirió a una “guerra eléctrica anunciada y dirigida por el imperialismo estadounidense”.

Will Grant, enviado de la BBC a Caracas

Caracas continúa este viernes como una ciudad en el limbo tras pasar ya más de 13 horas sin electricidad. Las clases han sido suspendidas, mucha gente no irá a trabajar este viernes y las calles están mayormente vacías. Los hospitales están haciendo lo que pueden para operar en la oscuridad y utilizando la energía limitada a la que tienen acceso.

Una situación similar se está produciendo en el resto del país, en más de la mitad de los estados de Venezuela. En un país donde los alimentos son escasos y los precios exorbitantemente altos para mucha gente, los alimentos guardados ahora en congeladores apagados empezarán a pudrirse.

Venezuela ha sufrido apagones antes, con frecuencia. Sin embargo, pocos han durado tanto o han sido tan extendidos como este. Los políticos del país, desde Nicolás Maduro a Juan Guaidó, se culpabilizan mutuamente por la situación. Mientras, la sensación de confusión sobre el apagón se suma al estrés que sufre la gente corriente dentro del conflicto actual en Venezuela.

Los venezolanos llevan años sufriendo los cortes de energía.
 El gobierno de Venezuela dice que se trata de un sabotaje.

El apagón provocó que los vuelos se desvíen del aeropuerto principal de Caracas y que el transporte terrestre resultara interrumpido.

El enviado especial de la BBC a Venezuela, Will Grant, describió la situación en Caracas tras el apagón como “caótica”.

Grant explicó que el corte de energía afectó al metro, por lo que muchos trabajadores tuvieron que caminar varios kilómetros para llegar a sus casas.

Un problema frecuente

No es la primera vez que Venezuela sufre cortes de energía.

Durante los últimos años, millones de venezolanos han tenido que acostumbrarse a vivir entre apagones y racionamiento de electricidad, que son más o menos frecuentes dependiendo de la demanda y la época del año.

En 2016, el problema alcanzó un nivel tan crítico que el gobierno declaró una emergencia nacional durante 60 días.

En un intento de detener los cortes crónicos de energía, el gobierno ha organizado periódicamente apagones controlados por unas horas.

Cuando han ocurrido apagones no planificados, como este, las autoridades han culpado a fuerzas externas.

Expertos en el tema atribuyen los apagones al déficit de generación de energía y a la falta de mantenimiento.

El corte de energía afecta el transporte público, como el metro, por lo que los habitantes de Caracas deben caminar varios kilómetros para llegar a sus casas.

Sin embargo, el gobierno suele afirmar que la causa de los cortes de electricidad son supuestos sabotajes.

“Sabotearon la generación en Guri… Esto es parte de la guerra eléctrica contra el Estado. ¡No lo permitiremos! Estamos trabajando para recuperar el servicio”, dice un tuit de Corpoelec

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *