Otra de Trump: indebidamente cede su asiento a su hija en la cumbre del G-20

Trump defiende el protagonismo de Ivanka con ataques a Chelsea, la hija de los Clinton
El presidente cedió el asiento de EE UU a su hija durante el G20. Chelsea le contesta: “Nunca se le ocurriría a mi madre o mi padre pedírmelo”

Otra mañana, otra tormenta de tuits. Donald Trump comenzó la semana defendiendo su polémica decisión de ceder su asiento en el G20 a su hija, Ivanka Trump, mientras él se ausentó para mantener una reunión bilateral. El presidente argumentó que, de haber ocurrido lo mismo con la hija de Hillary Clinton, la prensa no lo habría criticado.

“Cuando me fui de la Sala de Conferencias (del G20) para reuniones breves con Japón y otros países le pedí a Ivanka que me guardara el sitio. Muy estándar. ¡Angela M (Merkel) está de acuerdo!”, escribió el presidente en un primer mensaje. “Si a Chelsea Clinton le hubieran pedido que guardara el sitio para su madre, mientras su madre regalaba el país, los medios de noticias falsas dirían CHELSEA PARA PRESIDENTA”, reclamó Trump.

Escasos minutos después, la hija de los Clinton le respondió a través de la red social: “Buenos días Señor Presidente. Nunca se le ocurriría a mi madre o mi padre pedírmelo. ¿Estabas tú regalando nuestro país? Espero que no”.

En el último giro de la crisis de Trump/Putin, el New York Times reveló que el hijo del presidente, Donald Jr., su
yerno Jared Kushner y su gerente de campaña, Paul Manafort, se reunieron con Veselnitskaya en junio del 2016, después
de que ella les dijera que tenía información del gobierno ruso que podría ser perjudicial para su oponente en las
elecciones de ese año.

Donald Trump Jr. cambió su versión sobre reunión con abogada rusa

Y este martes, el joven Trump publicó, a través de Twitter, la cadena de correos electrónicos que aparentemente recibió antes de la reunión, en la que un intermediario le dijo que el equipo de Trump recibiría “documentos e información que incriminarían a Hillary Clinton y sus tratos con Rusia”, y ofreció “información de alto nivel y sensible” descrita como “parte del apoyo de Rusia y su gobierno al señor Trump”. A lo que Trump Jr., respondió: “… si es lo que dices, me encanta”.

Estas revelaciones podrían señalar el día y la ubicación (Torre Trump) donde el equipo del actual presidente fue envenenado por la campaña rusa para desestabilizar la política estadounidense y destruir la campaña presidencial demócrata de Hillary Clinton.
El intercambio, otro más en la nueva realidad política de Estados Unidos, es fruto de la controversia que generó Trump al designar a su hija como su sustituto en dos de los encuentros con los 19 países más poderosos del mundo. Es habitual que el “número dos” lo ocupe algún ministro o asesor del presidente, muchos de los cuales viajaron con Trump al encuentro en Hamburgo.

En sus críticas, el republicano también mintió. Si bien Merkel aclaró que el presidente es libre de elegir a quién quiera para sustituirlo en la mesa de negociaciones, y se declaró conocedora de la importancia de Ivanka en la Casa Blanca, no avaló la decisión de Trump.

La imagen de Ivanka, sentada entre el presidente chino Xi Jinping y la canciller alemana, contrastó fuertemente con el testimonio que ofreció la hija del presidente en una entrevista hace dos semanas: “Trato de no meterme en política”. Hasta ahora, su papel se ha centrado en iniciativas relacionadas con el papel de la mujer en el ámbito profesional. Tanto ella como su marido, Jared Kushner, forman parte del entorno más cercano a Trump.

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *