Mujer protesta contra Trump subiéndose en la Estatua de la Libertad


Una mujer escala la estatua de la Libertad en protesta por la política migratoria
La protesta de la activista obligó a cerrar el monumento durante varias hora en plena festividad del 4 de julio

Desde el suelo hasta la antorcha, la Estatua de la Libertad, el monumento más conocido de Nueva York, mide 93 metros. Así que escalar hasta lo alto del pedestal en el que se posa, que es lo que logró este miércoles una mujer, ya es dar un buen susto a los que visitan el monumento y lograr colarse en todas las noticias. Eso es lo que consiguió una activista que por la noche no había sido identificada y que obligó a cerrar la isla donde se encuentra en plena festividad del 4 de julio porque pasó varias hora subida a la base en protesta por la política migratoria de Donald Trump.

La mujer trepó hasta los pies de la estatua poco después de las 3.00 de la tarde, cuando se encontraban en la isla alrededor de 4.500 personas (en el Día de la Independencia suelen alcanzar los 20.000 visitantes). En alrededor de una hora, las autoridades habían evacuado ya a todo el mundo, menos a la mujer que protestaba, que permaneció allí hasta que la desalojaron los servicios de emergencia, pasadas las 6.30 de la tarde. Fue puesta bajo custodia policial.

La activista, según recogieron televisiones locales, protestaba contra la política de tolerancia cero con la inmigración irregular impulsada por Trump y contra la separación de niños de sus familias. La escalada tuvo lugar poco después de otra protesta convocada por un grupo llamado Rise and Resist, que desplegó una pancarta a los pies de la estatua , pero se desmarcó de la acción de la activista, que aseguraron no formaba parte de su organización.

La protesta del grupo tampoco se desarrolló sin incidentes. Según AFP, al menos siete personas fueron arrestadas antes por colgar una pancarta alrededor de la estatua en la que se leía “Abolir ICE”, en referencia al Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos, la agencia al frente del debate sobre inmigración.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *