Mueller imputa a 12 rusos por piratear redes informáticas del Partido Demócrata


Nuevas acusaciones en la causa de la trama rusa: 12 rusos han sido imputados

El Departamento de Justicia anunció acusaciones en la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016 contra 12 ciudadanos rusos y los acusó de participar en un “esfuerzo sostenido para piratear las redes informáticas” del Comité de Campaña Demócrata del Congreso (DCCC) y el Comité Nacional Demócrata (DNC) y “la campaña presidencial de Hillary Clinton y publicar esa información en Internet bajo los nombres DCLeaks y Guccifer 2.0 y a través de otra entidad”.

Críticas de Trump por informante de investigación en trama rusa

Los 12 acusados son miembros de la GRU, una agencia de inteligencia de la federación rusa dentro de la principal dirección de inteligencia del ejército ruso, que actuaba “en sus capacidades oficiales”.

La acusación asegura que los rusos trataron de entrar sin autorización a las cuentas de correo electrónico de la oficina personal de Hillary Clinton el mismo día que Trump le pidió a Rusia que encontrara los correos perdidos.

En una conferencia de prensa del 27 de julio de 2016 en Florida, Trump dijo: “Rusia, si estás escuchando, espero que sean capaces de encontrar los 30.000 correos que están perdidos”. Los comentarios de Trump no están mencionados en la acusación.

Ese mismo día, según el nuevo documento, “los conspiradores intentaron después de horas entrar sin autorización por primera vez a las cuentas de correo electrónico en el dominio alojado por un proveedor externo y utilizado por la oficina personal de Clinton. A la misma hora o aproximadamente, también se dirigieron a setenta y seis direcciones de correo electrónico en el dominio de la Campaña de Clinton”.

Tras conocerse esta acusación, Rudy Giuliani, abogado del presidente Trump, dijo que es hora de que Mueller “termine con la persecución al presidente” y agregó que Trump “es completamente inocente”.

“Las acusaciones que anunció Rod Rosenstein son buenas noticias para todos los estadounidenses. Los rusos están atrapados. No hay estadounidenses involucrados. Es hora de que Mueller termine esta persecución al presidente y diga que el presidente Trump es completamente inocente”, escribió Giuliani en Twitter.

La acusación fue anunciada casi en el mismo momento en que Trump llegó al del Castillo de Windsor para encontrarse con la reina Isabel II en espera en el punto culminante simbólico de su visita a Gran Bretaña. También surgió dos días antes de que Trump se reúna con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, quien ha negado la intromisión electoral, en Helsinki, Finlandia, para una cumbre que incluye una reunión individual con solo intérpretes presentes.

El vicesecretario de Justicia, Rod Rosenstein, dijo que la imputación no menciona a ningún ciudadano estadounidense.

“No hay ninguna acusación en esta imputación de que algún ciudadano estadounidense haya cometido un crimen”, dijo Rosenstein en una conferencia de prensa. “No hay acusaciones de que la conspiración haya alterado el conteo de votos o cambiado cualquier resultado electoral”.

El drama que se desarrolla en ambos lados del Atlántico refleja cómo la presidencia de Trump se ha visto eclipsada por la investigación de Mueller desde sus primeros momentos y cómo la investigación a menudo pisotea los intentos del presidente de forjar titulares favorables.

Fiscales de la oficina de Mueller y la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia visitaron el tribunal de un juez magistrado federal en Washington a las 11:30 a.m. ET para devolver la acusación del gran jurado, según un itinerario publicado fuera de la sala del tribunal.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *