Inicio del cese al fuego en Colombia después de medio siglo de guerra.

 El lunes comienza el inicio del cese del fuego entre el gobierno colombiano y las FARC tras 50 años.

Ahora sí, tras más de cuatro años de negociaciones públicas, comenzó la paz entre las fuerzas del Estado y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

A partir de las cero horas de este lunes (hora de Colombia) comienza a regir el cese el fuego bilateral y definitivo y se acaba el conflicto armado de 52 años que acabó con la vida de al menos 260.000 personas, desplazó a casi siete millones y por el que desaparecieron decenas de miles.

Primero fue el presidente Juan Manuel Santos, quien anunció el jueves que le ordenó a sus tropas el cese el fuego definitivo contra las FARC que ahora ya está en vigor.

“Se termina así el conflicto armado con las FARC”, dijo Santos.

Y este domingo hizo lo propio Rodrigo Londoño Echeverri, alias Timochenko, máximo jefe de las FARC.

“Se acabó la guerra”, dijo al anunciar desde La Habana que ordenó a sus tropas el cese el fuego definitivo a partir de la misma hora, convirtiendo en permanente el cese unilateral de hostilidades que la guerrilla sostenía desde julio de 2015 y al que el gobierno había respondido suspendiendo los bombardeos y reduciendo las acciones ofensivas contra los rebeldes.

¿Sí o no?

Las FARC anunciaron este domingo que “se acabó la guerra”.

Sin embargo, falta un paso crucial para sellar el acuerdo de paz definitivo anunciado por los negociadores del gobierno y las FARC en La Habana el miércoles pasado: el voto de los colombianos en el plebiscito convocado para el 2 de octubre.

Las encuestas hechas hasta ahora no revelan una tendencia clara a favor o en contra de los acuerdos.Muchos colombianos respaldan lo negociado pero muchos otros ven los acuerdos con sospecha y desconfianza.

Por un lado, existe la falta de información y conocimiento acerca de los acuerdos, por otro una tensión política entre el expresidente y actual senador Álvaro Uribe, opositor a este proceso de paz y muy popular en varios sectores de la población, y el actual presidente y promotor del proceso Juan Manuel Santos, quien hoy registra relativamente bajos niveles de aceptación.

Por otra parte, hay quienes ven en los acuerdos un nivel que de impunidad que consideran inaceptable, porque aquellas personas, guerrilleros, miembros de la fuerza pública y otros, que hayan cometido crímenes graves podrían evitar la cárcel y pagar penas alternativas de reparación a las comunidades afectadas; algo que el gobierno considera una crítica injusta.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos fue el primero en comunicar oficialmente el acuerdo de paz.

Más comenzará a saberse cuando los colombianos conozcan la pregunta exacta del plebiscito, que aún no fue formulada.

Lo que sigue

Mientras tanto, las FARC ya anunciaron que su décima conferencia, en la que aprobaran internamente los acuerdos y decidirán convertirse en una organización no armada tendrá lugar en Colombia entre el 13 y el 19 de septiembre.

Pocos días después gobierno y FARC harán un acto de firma oficial de los acuerdos, al que se espera concurran líderes mundiales como el presidente de Cuba, Raúl Castro, y el de Estados Unidos, Barack Obama.

Si los colombianos aprueban los acuerdos en el plebiscito en poco más de seis meses las FARC habrán dejado todas sus armas en manos de la ONU para ser destruidas y sus combatientes estarán en proceso de reintegrarse a la vida civil.

Si no, se abre un escenario hoy imposible de prever.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *