Jon Ossoff, el demócrata insurgente que hace temblar a los republicanos


Jon Ossoff, el demócrata insurgente que personifica la ‘resistencia’ a Donald Trump
El triunfo parcial del aspirante demócrata a representante por el 6to distrito de Georgia lo ha catapultado a la escena nacional como la cara joven que puede ayudar al partido a recuperar el ánimo ganador.

En principio Jon Ossoff no es político, es un documentalista de tan solo 30 años que nunca ha ejercido un cargo público. Pero tras llegar en primer lugar en la elección especial para Representante en el Congreso por el 6to distrito de Georgia, se ha convertido en la esperanza de renovación del Partido Demócrata.

Ossoff es la personificación del llamado movimiento de ‘resistencia’, que más que un movimiento puede ser calificado como el sentimiento anti Donald Trump que se activó entre los liberales tras la inesperada derrota de noviembre pasado y como reacción a las primeras medidas del nuevo gobierno republicano.


Y aunque no ganó el escaño que ocupaba desde 2005 el actual secretario de Salud Tom Price porque no pasó el 50% necesario, al forzar a una segunda vuelta logró lo que ningún demócrata había podido en ese distrito consistentemente republicano en los últimos 40 años.

Algunos fuera de la zona metropolitana de Atlanta quizá lo hayan escuchado por primera vez la noche del martes cuando ofreció un discurso por su victoria parcial y habrán notado en Ossoff un tono que a muchos recuerda el estilo del Barack Obama de 2008.

Según las proyecciones, Ossoff sacó 48% de los votos. La republicana con la que dirimirá la segunda vuelta, Karem Handel, 19%. Con todo y eso, la Casa Blanca asegura que hubo un “triunfo republicano”

Pero algunos desde el partido de gobierno indican que la victoria parcial de Ossoff es una campanada de alerta que indica cómo se están moviendo el terreno a 100 días del inicio del gobierno de Trump.

Aumentan los temores republicanos para 2018

Record de votos y dinero

Antes de la elección del martes, el joven candidato había recaudado la cifra record para la circunscripción de 8,3 millones de dólares, enviados por individuos molestos con Trump que quieren enviar un mensaje al presidente y renovar el ánimo ganador entre los demócratas para quitarle a los republicanos el control del Congreso en las elecciones de medio término en 2018.

Muchos de esos son los seguidores de Bernie Sanders, el senador y excanidato a la nominación demócrata, cuya derrota frente a Hilary Clinton dejó frustrada al ala más liberal del partido y que tras la caída de la ex primera dama ve la oportunidad de promover su agenda dentro de la organización.

Pero el propio aspirante ha dicho en más de una entrevista que su esfuerzo es por representar a los ciudadanos de su distrito y que el pulso nacional no definirá el resultado en la zona.

La campaña de Ossoff se benefició de grupos de ciudadanos voluntarios, particularmente mujeres y jóvenes, muchos sin experiencia política previa, que se encargaron de hacer el trabajo puerta por puerta presentando el mensaje del demócrata en esa zona del norte de Atlanta.

Aunque no sea político de carrera, al menos no aún, el perfil académico y profesional que destaca en su página web indica una inclinación por la política. Ossoff es graduado de la Universidad de Georgetown y London School of Economics.

Ossoff trabajó durante cinco años como parte del equipo del representante demócrata por Georgia Hank Johnson, algo que, según indica en su biografía, le permite saber “cómo lograr resultados en el Capitolio”, aunque el mismo candidato debe saber que el trabajo parlamentario requiere otras calificaciones.


Una especie de referendum de desaprobación a Trump y los republicanos.

Actualmente es director de TWI (The World Investigates) una pequeña productora de documentales que crea contenidos para cadenas como la BBC, PBS, Al Jazeera y Discovery Channel, entre otros. De esa etapa Ossoff promociona sus trabajos para exponer redes de corrupción en el mundo entero y sobre el grupo extremista Estado Islámico.

Ossoff comparte posiciones liberales sobre migración, derechos de la comunidad LGBT y aborto, pero su mensaje de campaña ha sido más amplio y menos centrado en puntos polémicos.

Justamente por su falta de experiencia política es que sus detractores, con el presidente Trump a la cabeza lo han identificado como ficha de la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes Nancy Pelosi.

Otros indican que ha inflado la importancia de su experiencia en el Congreso y hasta el alcance de los trabajos que TWI ha realizado, señalando incluso que entre la lista de sus clientes está AlJazeera, canal que en ciertos sectores conservadores estadounidenses consideran como un “portavoz del terrorismo”.

Su orgullo patrio no puede ponerse en duda, si se considera que jugó como tercera base de los Piratas del Sur de Londres, en la Federación de Baseball Británica, en los años que completaba su maestría en el LSE sobre las relaciones entre China y EEUU.

Pero ni su fervor deportivo, ni las referencias infladas o no, serán suficientes para derrotar a la republicana Karen Handel el próximo 20 de junio cuando se realice la segunda vuelta electoral. Allí Ossoff partirá con desventaja, considerando que la suma de votos republicanos logrado por Handel y los otros once candidatos conservadores alcanzó el 51%.

Si los votantes del 6to distrito de Georgia votan como bloques partidistas, las aspiraciones de Ossoff de llegar a Washington quedarán truncadas y con ellas, los deseos de los liberales de propinarle una primera y simbólica derrota electoral a Trump que marque un camino a la victoria en 2018.

Gran nerviosismo en la Casa Blanca, que ataca sin pruebas al candidato.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *