En una fuga de película, Antonio Ledezma se escapa de prisión


En una fuga de película, Antonio Ledezma se escapa de prisión
El alcalde de Caracas estaba sometido a prisión domiciliaria

El alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, escapó de la prisión domiciliaria a la que estaba sometido y huyó a Colombia pese a que las fuerzas de seguridad venezolanas vigilaban de cerca al dirigente socialdemócrata, uno de los líderes de la oposición.

Las autoridades migratorias colombianas señalaron en un comunicado que Ledezma entró legalmente el viernes a ese país por el puente fronterizo Simón Bolívar. Varios agentes de la policía de inteligencia venezolana, fuertemente armados, rodearon la residencia de Ledezma en Caracas tan pronto se supo la noticia de su fuga.

En sus primeros comentarios desde el aeropuerto de la ciudad fronteriza colombiana de Cúcuta, Ledezma describió su fuga como una película. Por cerca 15 horas sorteó furtivamente casi 30 puestos de control de la policía y la Guardia Nacional a lo largo del trayecto desde Caracas hasta la frontera occidental.

Sosteniendo una bandera venezolana, dijo que continuaría luchando para restaurar la democracia venezolana desde el exilio y agregó que la decisión de huir era solo suya y la mantuvo en secreto incluso para su familia, que ha estado viviendo fuera de Venezuela.

“Esto lo consulte únicamente con mi conciencia”, dijo Ledezma a la prensa antes de abordar un avión privado rumbo a Bogotá.

Ledezma, de 62 años, fue detenido en 2015 por cargos de conspiración para derrocar al presidente Nicolás Maduro. Después de dos meses en la cárcel fue trasladado a su vivienda tras ser operado de una hernia inguinal.

Como Ledezma nunca fue condenado mantiene oficialmente el cargo de alcalde que, debido a su arresto, recayó en manos de una alcaldesa interina.

Ledezma fue uno de los líderes de las protestas que sacudieron a Venezuela en 2014 y que también llevaron a la cárcel a varios opositores prominentes, incluido Leopoldo López, quien permanece bajo arresto domiciliario.

María Corina Machado, otra líder opositora de línea dura cercana a Ledezma, dijo que el alcalde decidió irse porque estaba bajo amenaza después de romper con otros miembros de la oposición y condenar los intentos de reiniciar una ronda de diálogo con el gobierno de Maduro.

Machado indicó en Twitter que estaba segura de que Ledezma no permitiría que lo hicieran rehén de la “tiranía” de Maduro y que sabía que su vida corría peligro.

La radioemisora colombiana Caracol divulgó una declaración de la esposa de Ledezma, Mitzy Capriles de Ledezma, en la que dijo que agentes de inteligencia del Estado irrumpieron en la casa de la familia pero rápidamente descubrieron que su esposo no estaba allí. No proporcionó detalles sobre hacia dónde se dirigía Ledezma pero sostuvo que su esposo continuará luchando por la democracia de Venezuela donde sea que se encuentre.

Los dirigentes del partido político fundado por Ledezma, Alianza Bravo Pueblo, se encuentran entre un pequeño grupo de legisladores que sostienen que los partidos mayoritarios opositores son demasiado complacientes con Maduro.

La Mesa de la Unidad Democrática, una alianza de casi tres decenas de partidos opositores, envió esta semana representantes a República Dominicana para discutir la agenda de las conversaciones con el gobierno de Maduro que se realizarán el 1 y 2 de diciembre en esa isla caribeña bajo la observación de seis gobiernos extranjeros.

Esas conversaciones llegan cuando Venezuela se acerca a la hiperinflación y Maduro lucha por mantener al día la deuda externa. Esta semana varias agencias calificadoras y la Asociación Internacional de Permutas y Derivados, un grupo de banqueros y corredores que determina si una entidad como Venezuela realizó los pagos de sus deudas a tiempo, indicó que el país había incumplido sus obligaciones.

Maduro apuesta a que iniciar conversaciones con la oposición le permita obtener respaldo para un plan de reestructuración de la deuda externa. Mientras tanto, sus oponentes quieren garantías de que las elecciones presidenciales programadas para el próximo año serán justas y transparentes después de la condena internacional y las denuncias generalizadas de fraude en los recientes comicios para gobernador en los que los candidatos a favor del gobierno barrieron a pesar del rechazo generalizado a Maduro.

Cientos de miles de venezolanos han cruzado a Colombia huyendo de la crisis económica y la hostilidad política de su país en los últimos años, muchos a través del mismo puente que Ledezma tomó. Miles cruzan a través de cientos de “trochas”, caminos de tierra sin pavimentar a lo largo de la porosa frontera de unos 2.200 kilómetros con Colombia.

En agosto la destituida fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, llegó a Colombia procedente de Aruba tras huir del país. Otros políticos y magistrados también buscaron refugio en la vecina nación y en Chile.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *