El PSOE de Pedro Sánchez gana elecciones en España con una alta participación

 
 El presidente Pedro Sánchez y el PSOE podría sumar fuerzas con Podemos y con los nacionalistas catalanes y vascos.

España acudió a las urnas este domingo -por tercera vez en menos de cuatro años- en unas elecciones generales marcadas por una profunda división y por la irrupción de la extrema derecha en el panorama electoral.

El gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se impuso en los comicios logrando 123 escaños, seguido por el Partido Popular (PP) con 66, Ciudadanos con 57 y Unidas Podemos con 42.

El partido de extrema derecha Vox irrumpe con fuerza en el Parlamento español con 24 escaños, mientras que los independentistas catalanes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y JxCat obtienen 15 y 7 escaños respectivamente. El Partido Nacionalista Vasco (PNV) logra 6.

Necesidad de pactos

La importancia de estos comicios se vio reflejada en una altísima participación.

Con estos resultados, para alcanzar la mayoría de 176 escaños con la que lograr la investidura, el presidente Pedro Sánchez y el PSOE podrían sumar fuerzas con Podemos y con grupos minoritarios como los nacionalistas vascos y catalanes.

Otra posibilidad sería un pacto entre PSOE y Ciudadanos, aunque el líder de este último partido, Albert Rivera, descartó hace unos meses hacer presidente de nuevo a Sánchez.

Los partidos de la derecha -PP, Ciudadanos y Vox- se quedan lejos de la mayoría necesaria para lograr la investidura de alguno de sus candidatos.

Los resultados obtenidos por el PP -la mitad de los escaños que en los comicios de 2016(137)- ponen en entredicho el liderazgo de Pablo Casado y el viraje a la derecha que el partido hizo en los últimos meses.

 Con Pablo Casado al frente, el conservador PP ha perdido numerosos escaños.

Los analistas consideran que los casos de corrupción en los que se vio involucrada la formación conservadora en los últimos años le han pasado factura.

De hecho, el socialista Pedro Sánchez llegó al gobierno hace diez meses después de ganar una moción de censura en el Congreso que puso fin al gobierno de Mariano Rajoy y que fue impulsada precisamente por la corrupción que salpicaba al PP.

“¡Hemos hecho que pase!”, ha clamado Pedro Sánchez este domingo ante los cientos de militantes y simpatizantes que han acudido a la sede de su partido en Madrid a celebrar el triunfo electoral.

“¡Ha ganado el futuro y ha perdido el pasado!”.

El líder del PSOE ha asegurado que entre los objetivos de su gobierno estará “avanzar en la igualdad social, avanzar en la convivencia y la concordia, para acabar con la confrontación territorial, y avanzar en la regeneración democrática, para acabar con la corrupción”.

 El líder de Ciudadanos descartó hace unos meses hacer presidente a Sánchez.

Alta participación

La importancia de estos comicios se ha visto reflejada en una altísima participación.

De acuerdo al ministerio del Interior español, al cierre de los colegios electorales habían votado un 75,73% de los electores.

Esto es casi un 9% más que en las elecciones generales de 2016.

Ya se había informado que la votación por correo también había roto varios récords de participación.

La irrupción de Vox

 Santiago Abascal es el líder del partido de extrema derecha Vox.

Pese a que no será decisiva para formar gobierno, la extrema derecha entró con fuerza en el Parlamento español, al conseguir Vox 24 escaños de los 350 que conforman el Parlamento español.

La formación ultraderechista logró un 2,6 millones de votos, un 10,26 % del total, situándose como quinta fuerza política del país.

Según destaca la agencia de noticias Efe, el hecho de que algunas encuestas avanzaban que Vox podría acercarse a los 40 diputados y la gran asistencia a sus actos electorales, con pabellones llenos a rebosar, habían creado expectativas más altas.

Aún así, tras conocerse los resultados, los líderes de este partido se mostraron triunfalistas y destacaron el logro que supone entrar en el Congreso con dos docenas de parlamentarios.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, calificó de “verdadero milagro” el fuerte aumento de su partido y proclamó ante sus enfervorecidos fieles que “esto es solo el principio”.

“Vox ha venido para quedarse”, aseguró.

 Los principales temas que se han debatido en la campaña han sido la igualdad de género, la independencia de Cataluña y la identidad nacional.

La disputa

Las elecciones de este domingo fueron convocadas el pasado 4 de marzo, después de que el gobierno de Pedro Sánchez no lograra la aprobación de su ley de presupuestos.

Los principales temas que se han debatido en la campaña han sido la crisis política en Cataluña -en pleno juicio a los líderes catalanes que declararon la independencia en octubre de 2017-, las políticas sociales y de igualdad de género, y la identidad nacional.

La conversación electoral también ha estado marcadapor la irrupción de Vox.

Dicha agrupación, liderada por Santiago Abascal, ha mantenido un discurso antiimigración, y ha cuestionado ciertos derechos a las minorías sexuales y las políticas de igualdad de género.

Fin del bipartidismo

Análisis de Pablo Esparza, colaborador de BBC Mundo en España

Los resultados de las elecciones generales celebradas este domingo en España dejan un Parlamento dividido en el que ninguno de los partidos obtuvo una mayoría suficiente como para gobernar en solitario.

Este paisaje político fragmentado confirma el fin del bipartidismo entre el Partido Socialista Obrero Español y el conservador Partido Popular que había protagonizado la política española desde el regreso del país a la democracia en 1978.

La tendencia a la división del voto cobró fuerza a partir de 2014 con la irrupción de Podemos por la izquierda y de Ciudadanos por el centro derecha.

Sin embargo, a estos dos actores políticos relativamente nuevos, se sumó en 2019 el partido de extrema derecha Vox, al que las elecciones de este domingo le abrieron por primera vez las puertas del Parlamento español, donde contará con 24 diputados.

La política española ha dejado atrás los tiempos de las mayorías absolutas y los pactos se imponen como necesarios.

“Poco a poco nos vamos acostumbrando en España a que es necesaria la política de pactos”, le dice a BBC Mundo Lluís Orriols, profesor de ciencias políticas de la Universidad Carlos Tercero de Madrid.

“Incluso ahora, a diferencia del anterior ciclo electoral, se está hablando no solo de pactos de investidura sino de coalición, es decir, en el Congreso de los Diputados está cada vez más asumido que es necesaria la conformación de alianzas para la formación de gobierno y siendo copartícipes en ese gobierno”, apunta el experto.

Las propuestas de los candidatos

 

INMIGRACIÓN

– Políticas responsables de inmigración, que debe ser legal, ordenada, vinculada a un contrato de trabajo y con la voluntad de integración y respeto a las costumbres de la nación. – Estatuto de protección temporal para venezolanos. El estatuto les concederá un permiso de residencia temporal, desplazamiento libre por el territorio y permiso de trabajo. – Plan especial de lucha contra la inmigración irregular. – Apoyar la labor que realizan los servicios sociales en la atención que prestan a los refugiados que huyen de dictaduras, guerras o persecución religiosa. – Integración de aquellos inmigrantes que hayan llegado legalmente a nuestro país e impulsar políticas para garantizar que en la segunda generación se sientan ciudadanos españoles plenos. – Facilitar la contratación en origen de inmigrantes.

– Acceso a la nacionalidad española por residencia debe ser visto como corolario de un proceso de integración de las personas extranjeras en España. – Priorizar los países de América y África con los que España debe llevar a cabo sus políticas de cooperación. – Poner en marcha un “Pacto de Estado por una Inmigración Segura, Ordenada y Regular”. – Impulsar la política común europea de asilo e inmigración. – Fomentar la plena integración y la igualdad de oportunidades de las llamadas segundas generaciones, dedicando especial atención al refuerzo de la formación educativa. – Reforzar una política justa de y en las fronteras.

– Establecer vías legales y seguras de entrada en España y garantizar los derechos civiles de las personas migradas. – Flexibilizar los procesos de reagrupación familiar, visados humanitarios y nuevas modalidades de visado, como el de búsqueda de empleo. – Refuerzo del Servicio de Salvamento Marítimo, que permanecerá como servicio público y civil y cuya única función será la salvaguarda de la vida en el mar. – Cerrar los centros de internamiento de extranjeros (CIE). – Construir un país sin racismo. – Impulsar una nueva Ley de Asilo que incluya a quienes tienen que huir de su residencia por cuestiones medioambientales. – Garantizar que los menores extranjeros no acompañados reciben un tratamiento según la Convención sobre los Derechos del Niño.

– Sistema de “visado por puntos” para atraer el mejor talento extranjero. – Perseguir a las mafias que se lucran a costa de la seguridad y la vida de los inmigrantes. – Proteger a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que vigilan nuestras fronteras. – Multiplicar los recursos materiales y personales a los agentes de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desplazados para hacer frente a la inmigración irregular, reforzando efectivos y medios no agresivos.

– Deportación de los inmigrantes ilegales a sus países de origen. – Deportación de los inmigrantes que estén de forma legal en territorio español pero que hayan reincidido en la comisión de delitos leves o hayan cometido algún delito grave. – Fortalecer nuestras fronteras. Levantar un muro infranqueable en Ceuta y Melilla (ciudades españolas en el continente africano fronterizas con Marruecos). – Acabar con el efecto llamada: cualquier inmigrante que haya entrado ilegalmente en España estará incapacitado, de por vida, a legalizar su situación. – Suprimir la institución del arraigo como forma de regular la inmigración ilegal. – Elevar la exigencia en nivel de idioma, tributación e integración para la adquisición de la nacionalidad.

IGUALDAD

– Oficinas municipales de Ayuda a la Mujer Embarazada para que ninguna mujer deje de ser madre por su situación económica, social o familiar. – Mejorar la protección social y las ayudas a jóvenes embarazadas y familias jóvenes, adaptando, si fuera necesario, temporalmente su periodo de escolarización, de manera que la maternidad no suponga un obstáculo. – Reformar el Código Penal para extender los supuestos de prisión permanente revisable a los casos de asesinato en que concurran algunos supuestos de violencia de género acreditada. – Formación en igualdad y lucha contra la violencia de género a todos los profesionales que durante su desarrollo laboral puedan tratar con esta violencia. – Plan contra la brecha salarial en España. – Impulsar la inserción de las mujeres en el mercado de trabajo para alcanzar niveles semejantes a la media europea.

– No a los vientres de alquiler. – Reforma del Código Penal para garantizar que la falta de consentimiento explícito de la víctima sea clave en los delitos sexuales. Si una mujer no dice que sí, todo lo demás es no. – Prohibir la escolarización con criterios de segregación en los centros sostenidos con fondos públicos. – Fomentar en todas las etapas del sistema educativo la prevención de la violencia de género y el respeto a la diversidad afectivo-sexual. – Impulsar la reforma de la ley de identidad de género, eliminando los requisitos ligados a diagnósticos médicos y facilitando el cambio de la mención registral al sexo y el nombre de los menores de 16 años. – Equiparar los permisos por nacimiento de hijo/a de ambos progenitores de forma intransferible. – Implementación de las medidas urgentes para la garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo.

– Garantía de alternativa habitacional inmediata para las mujeres que sufren la violencia machista y para los niños, niñas y adolescentes a su cargo. – Crear una asignatura de feminismos. – Permisos de paternidad y maternidad iguales e intransferibles. – Facilitar el acceso a la reproducción asistida y a los últimos métodos anticonceptivos, a la anticoncepción de urgencia y a la interrupción voluntaria del embarazo de todas las mujeres. – Protección jurídica de las personas trans y el derecho a la libre determinación de la identidad y expresión de género. – Instaurar la paridad en las Administraciones Públicas. – Implementar un plan de lucha contra las violencias machistas con una dotación anual de 600 millones de euros (US$ 675 millones).

– Eliminar la preferencia del varón sobre la mujer en la sucesión de la Corona. – Blindar el matrimonio entre personas LGTBI e incluir el derecho a la no discriminación por razón de orientación o condición sexual. – Aprobar una Ley de Gestación Subrogada altruista y garantista para que las mujeres que no pueden concebir y las familias LGTBI puedan cumplir su sueño de formar una familia. – Ampliar y equiparar los permisos de maternidad y paternidad hasta las 16 semanas para cada progenitor. – Combatir la intolerancia y los discursos de odio, incluidos los que se propagan por las redes sociales. – Promover una mayor presencia de mujeres en puestos visibles de responsabilidad, garantizando la presencia equilibrada de mujeres y hombres en las Administraciones Públicas.

– Defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural. – Supresión de las cuotas (por sexo o por cualquier otra causa) en las listas electorales. – Derogación de la ley de violencia de género y de toda norma que discrimine a un sexo de otro. En su lugar, promulgar una ley de violencia intrafamiliar que proteja por igual a ancianos, hombres, mujeres y niños. Supresión de organismos feministas radicales subvencionados, persecución efectiva de denuncias falsas. – Ampliación del permiso por maternidad a 180 días que se prolongaría a un año en el caso de hijos con discapacidad.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *