El nuevo acuerdo de paz en Colombia

El 2 de octubre ganó el “No” en el plebiscito por los acuerdos de paz. Ahora, el gobierno y las FARC firmaron un nuevo documento.

El gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC firmaron este sábado un nuevo acuerdo de paz, cuyo texto completo será divulgado este domingo.

El documento sustituye a un pacto previo firmado por las partes el 26 de septiembre, pero que fue rechazado por los electores colombianos en un referendo realizado el 2 de octubre.

“Atendiendo el clamor de los colombianos por concretar su anhelo de paz y reconciliación hemos alcanzado un nuevo acuerdo final”, indicaron las partes en un comunicado leído en La Habana, donde se han desarrollado los diálogos de paz desde hace cuatro años.

El nuevo texto incorpora cambios propuestos por los sectores del país que se opusieron al pacto inicial y que hicieron campaña por el “No”, en el referendo.

En un discurso televisado en la noche del sábado, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, pidió que se diera una nueva oportunidad a la paz con este transformado acuerdo al cual reconoció como mejor que el anterior.

Santos agradeció la participación de todos los sectores del espectro político, religioso y social, y detalló que en total recibieron más de 500 propuestas para modificar el acuerdo firmado en septiembre.

El documento “integra cambios, precisiones y aportes de los más diversos sectores de la sociedad y que revisamos uno a uno”, según el comunicado.

El nuevo acuerdo fue firmado por los jefes negociadores de las partes: Humberto de la Calle, por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos; e Iván Márquez, por la guerrilla.

 El nuevo texto fue firmado por los jefes negociadores de ambas partes.

Intensas negociaciones

Para alcanzar este nuevo acuerdo fue necesario que pasaran varios días de largas discusiones en La Habana para incorporar modificaciones al texto, para satisfacer exigencias del “No”, que estaba representado por muchos sectores con demandas diferentes, que tocaban un amplio abanico de temas contenidos en lo pactado.

Pero aunque se escucharon sus reclamos, las negociaciones se dieron entre el gobierno y las FARC, como fue a lo largo de todo el proceso.

Antes del anuncio desde La Habana, el presidente de Colombia Juan Manuel Santos estuvo reunido con el senador y expresidente Álvaro Uribe, principal líder de la oposición al anterior acuerdo.

 El expresidente Álvaro Uribe encabezó la campaña por el No al acuerdo pactado en septiembre.

Al salir de ese encuentro, Uribe dijo que le pidió al presidente que los textos anunciados desde la capital cubana no tengan alcance definitivo: “Que sean puestos en conocimiento de los voceros del ‘No’ y de las víctimas, quienes los estudiarán en breve tiempo y expondrán cualquier observación o solicitud de modificación en nueva reunión con el equipo negociador del gobierno”.

El senador también dijo que insistió a Santos en que haya un “Acuerdo Nacional sobre la paz” y que ese incluya a las instituciones de la justicia. Uribe pedía que el esquema de Jurisdicción Especial para la Paz establecido en el acuerdo de La Habana fuera descartado en favor del uso de la justicia regular.

En cuanto se conoció la noticia de la firma de un nuevo acuerdo de paz, muchos colombianos salieron a las calles para celebrar.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *