El costo del capricho de Melania Trump en Nueva York

Mantener a Melania Trump en Nueva York hasta el fin del curso escolar costará 70 millones

Mantener el nivel de vida de un millonario es muy costoso. Si éste es además presidente de los Estados Unidos y se llama Donald Trump, el gasto federal puede llegar a ser desorbitado.

Ante el evidente aumento del gasto desde que el magnate llegara a la Casa Blanca, el senador de la minoría demócrata en el Congreso, Chuck Schumer, ha incrementado la presión sobre el presidente Donald Trump y el gobierno federal por aceptar los costes que supone mantener al presidente y sus ‘respiros’ de fin de semana en Florida, a la primera dama y su estancia en Nueva York, o a los hijos del magnate que viajan por todo el mundo ocupándose de negocios familiares y acompañados de personal de seguridad.

La CNN cifraba en un millón de dólares diarios lo que supone mantener en Nueva York a 200 agentes federales protegiendo la Torre Trump, a la primera dama Melania y a su hijo Barron. Schumer, sin embargo, rebaja la cifra diaria a la mitad, aunque estima que el coste puede alcanzar los 180 millones de dólares anuales.

Sólo el que Melania mantenga sus planes de permanecer en Nueva York hasta que Barron finalice el curso escolar podría superar los 70 millones de dólares antes de medio año. Para poner la cifra en una escala comparativa, cabe resaltar que las vacaciones del presidente Obama en ocho años de mandato supusieron en total 96 millones de dólares.

A lo que se gasta en mantener a Melania en Nueva York, se suman además los viajes de cada fin de semana. La primera dama se reúne con Trump en su mansión de Florida y estos viajes no salen gratis a las arcas federales. Las excentricidades y caprichos millonarios del presidente y su amplia familia acabarán costando al contribuyente. De hecho, ya hay cálculos que afirman que cada fin de semana fuera de la Casa Blanca, en la que ya se conoce como ‘La Casa Blanca Sureña’ en Mar-a-Lago (Florida), supera los tres millones de dólares.

Entre los caprichos de Trump y Melania acabarán rápidamente con el presupuesto de la Casa Blanca. Ah y eso lo pagan los contribuyentes norteamericanos.

Para Schumer, mantener los viajes a Florida son “un gasto adicional e inusual”. El Washington Post ha estimado que los viajes a su mansión sureña durante tres fines de semana desde su toma de posesión, han supuesto al gobierno federal cerca de 10 millones de dólares, con personal de seguridad, Guardia Costera, gastos militares o de intendencia.


Y eso que su pasado no está muy claro, o más bien esta bien claro.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *