Ecuador: “Mantendremos decisión sobre asilo a Assange”


El canciller ecuatoriano Ricardo Patiño acude la próxima semana a Londres, Reino Unido, para buscar una salida al
caso del australiano Julian Assange, quien el próximo 19 de junio cumple un año refugiado en la embajada de Ecuador
en la capital británica.
Ecuador insiste en pedir a Reino Unido que entregue un salvoconducto a Assange, a quien el país andino otorgó asilo
en agosto pasado.
En entrevista con BBC Mundo, Patiño habla sobre las posibilidades de solucionar esta situación.
¿Qué ha significado para Ecuador este año de presencia de Julian Assange en la embajada en Londres? ¿Qué costos ha
tenido?
Ha significado un reto muy importante para nuestro país. Realmente no es tan fácil sostener un caso como este,
pensando que del otro lado está una expotencia mundial. Pero son retos que hemos decidido asumir.
Deben de saber en todas partes del mundo que nosotros sostendremos sin ninguna duda nuestra decisión de mantener el
asilo y de insistir en la libertad del señor Assange.
¿Qué espera usted en concreto de su reunión con el canciller británico?
Después de haber presentado toda la fundamentación jurídica del Ecuador para conceder el asilo, ahora hemos tenido
que hacer otro documento, que es el que vamos a presentar al señor William Hague, sobre cuáles son los fundamentos
para que Reino Unido conceda el salvoconducto.
La decisión marco (europea), que es la que contiene la orden de detención europea, no podrá tener por efecto el
desmodificar la obligación de respetar los derechos fundamentales y los principios jurídicos fundamentales
consagrados en el artículo seis del Tratado de la Unión Europea. Y este último contiene la cláusula de no obligación
de entrega de la persona buscada, cuando es perseguida por motivos políticos o discriminatorios.
En tanto que el considerando 13 establece que nadie debe ser entregado en caso de grave riesgo de enfrentar la pena
de muerte, tortura u otro trato inhumano o degradante.
No hay ninguna duda de que el gobierno británico no solamente puede conceder el salvoconducto, desde el punto de
vista jurídico hay suficientes argumentos, sino que debe hacerlo. Y si no lo hace, está cometiendo un grave daño al
derecho internacional y a los derechos humanos de Julian Assange.
Reino Unido ha insistido en que tiene una obligación legal de extraditar a Assange a Suecia. ¿Cree que los aspectos
legales que usted ha señalado serán tomados en cuenta por su contraparte británico?
Esperemos que sean tomados en cuenta. No negamos que ellos tenían la obligación legal de detenerlo y de conceder la
extradición. Pero según lo dice la decisión marco del Consejo Europeo, ese fundamento jurídico tiene menos relevancia
que el que tiene que ver con el derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario.
Creemos que es demasiado el tiempo en que los derechos humanos de una persona están siendo violentados, y que Reino
Unido debe de reconsiderar la situación.


Tras la reelección del presidente Rafael Correa, en febrero, el gobierno británico expresó que mantiene su compromiso
de buscar una solución diplomática con el gobierno ecuatoriano “para asegurar la extradición de Assange a Suecia”.
¿Hay para Ecuador alguna alternativa que dé paso a esa extradición a Suecia?
Solamente si hubiera todas las garantías de que Julian Assange no fuera después extraditado a un tercer país, y eso
no lo han querido dar ni Suecia ni Reino Unido. Y es un acto de absoluta discriminación inaceptable que a Assange no
se le acepte el pedido de que se le tomen sus declaraciones en nuestra embajada.
¿Ve la posibilidad de que aunque ambas partes se declaren abiertas al diálogo, la discusión quede empantanada?
Hasta ahora así la veo. Pero espero que nuestra visita ayude a llegar a un nivel de solución, que haya un nivel de
flexibilidad de Reino Unido sobre esto.
Espero que haya posibilidades de encontrar una salida. No puedo decirle que será inmediatamente o al día siguiente.
Pero espero que haya una comprensión por parte de Reino Unido de la grave situación en la que está poniendo los
derechos humanos de una persona.
Usted también se reunirá en Londres con Julian Assange. ¿Qué tratará con el fundador de WikiLeaks?
En primer lugar para conocerlo. Quiero garantizarle que nuestro gobierno va a mantener la decisión incólume del asilo
y de su protección.
Desde la Embajada de Ecuador, Julian Assange ha sido muy activo en conceder entrevistas a medios, difundir la labor
de WikiLeaks y emitir críticas hacia Estados Unidos, e incluso se ha postulado como candidato al Senado de su país,
Australia. ¿Cómo mira ese nivel de activismo del australiano asilado desde la legación ecuatoriana?
Él tiene derecho a ser candidato en Australia. Y está defendiendo su vida, la libertad de expresión.
Y mientras Julian Assange habla de la importancia de la libertad de expresión y la transparencia mundial, en Ecuador
el gobierno mantiene una pugna con la prensa y también desde hace un año no permite que los ministros de Estado
acudan a entrevistas en los mayores medios privados del país. ¿No ve allí una contradicción?
De ninguna manera. El conflicto es de la prensa con el gobierno. Además no es la prensa, es un grupo de medios de
comunicación que hacen acción política, a quienes tenemos que desenmascarar y demostrar sus mentiras. Damos ruedas de
prensa, van a los enlaces del presidente, van a los conversatorios, pero yo no tengo por qué ir a la casa de ellos a
atenderles una invitación.
BBC Mundo

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *